Juan Arias

Es la hora del perdón

Por: | 19 de noviembre de 2012

Perdon (5)
El post anterior de mi blog, en el que afirmaba que España debería pedir perdón a los latinoamericanos, incluidos los brasileños, por el atávico olvido de la importancia que para nosotros tiene el continente de América Latina, despertó una riada de duros comentarios.

Ambos, españoles y latinoamericanos se han acusado mutuamente de haber sido maltratados. Todos advierten que lo que ha predominado hasta ahora ha sido la sensación de que los españoles han considerado siempre a sus hermanos de Latinoamérica como de segunda categoría. Y han volado agravios por todas partes.

He leído con enorme atención los más de 50 comentarios de los lectores y algunos me han dolido especialmente porque creo profundamente que esta es la hora del perdón y no de las peleas.

América Latina, como ha quedado patente en Cádiz vive un momento feliz. Como dice la Presidenta brasileña Dilma Rousseff en la entrevista a Juan Luis Cebrián, vive “días de flores”.

Ya fueron tiempos de espinas. Hoy esas espinas y la falta de esperanza en el futuro, la vivimos sobretodo nosotros los españoles.

Perdon (4)
Podríamos decir que los latinoamericanos están viviendo su pequeña santa venganza, viendo a los españoles, considerados los conquistadores o colonizadores, llamando a su puerta pidiendo trabajo y protección.

Y los españoles deberían aprovechar este momento, y vuelvo a repetirlo, para pedir perdón a todo este continente de habla española o portuguesa, por no haber siempre creído que también ellos podrían un día vivir ese momento de flores, que nos causa una cierta envidia, aunque nos cueste aceptarlo.

Todos ganaremos con un perdón mutuo que sirva al mismo tiempo para reconocer juntos que, a pesar de todos los pesares, ambos nos hemos enriquecido todos estos siglos de nuestra proximidad.

América Latina, a pesar de todas las barbaridades que toda colonización lleva consigo, a pesar de los holocaustos del pasado y de tantas cosas que hoy nos hacen avergonzar, debe reconocer  que España también acabó dándole mucho. No sólo la lengua. Hay toda una cultura española incrustada en los cromosomas de los latinoamericanos. Incluso de los brasileños que son quizás los más enamorados hoy de España y hasta los más comprensivos con nuestras arrogancias del pasado.

Perdon (2)
Y España tiene mucho que agradecer
a todo lo que ha recibido de la sangre nueva y joven de los latinoamericanos que nos trasvasaron su cultura, su otra forma de ver y pensar el mundo y la vida. España no sería hoy lo que es sin esta magnífica y enorme riqueza trasplantada de América Latina.

Por todo ello, creo que sea esta la hora del perdón y de la reconciliación más que la de viejos rencores o de las revanchas inútiles.

PerdonComo varios lectores han señalado, los españoles serán bien recibidos hoy aquí de nuevo en el continente hermano. Y al llegar aquí, los españoles verán que América Latina no es la de antes. Que el hijo ha crecido, se ha superado a sí mismo y con todos sus problemas, vive un momento de esperanza y de búsqueda de la felicidad y no sólo a través de lo material, que nos será a nosotros muy útil.

Hoy podemos aprender de los latinoamericanos lo que ellos han elaborado de nuevo y podremos quizás apreciar mejor lo que ya les enriqueció siempre, pero que quizás nuestro orgullo nos impedía de observar y disfrutar.

Es la hora de un nuevo abrazo, donde no existen ni hijos pródigos, ni padres padrones. Vivamos junto este momento de flores de ellos capaces de aliviar las espinas de nuestro actual desierto.

Hay 25 Comentarios

Não acho que devemos aqui falar em perdão por problemas pessoais. Já estive na Espanha e se fui bem ou mal tratada não importa para uma questão maior como a de reciprocidade. CLARO que não deixa de ser interessante ver a Espanha pedindo ajuda. Sim, isso é importante depois de séculos de exibicionismo e suposta superioridade (ridícula, inclusive!) A questão é agora os espanhóis mudarem sua postura política de imigração. Se até bem pouco tempo eram absurdamente contra a entrada de imigrantes querem fazer crer de um dia para o outro que a imigração é interessante. Depende: interessante para quem, cara pálida?

Nunca vi problema do Brasil receber imigrantes. O Brasil é resultado do processo imigratório. Mais ainda quando os haitianos vieram para cá. Temos de receber todos eles muito bem - somos todos resultado da violência da colonização e poucos países aqui na AL ainda sofrem tanto como os haitianos.

Mas ajudar haitiano é diferente. Acho que a Espanha e seus milênios de tradição pode se levantar sozinha!!! Como tem sido desde o sempre...

Personalmente, no tengo problemas en perdonar, pero sería absurdo porque nunca he viajado a Europa y no me han hecho nada a mí los epañoles.


No se trata se der frío o de no tener corazón, es ser CONCRETO. las palabras se las lleva el viento, pero los actos no. Y hasta ahora la flota española sigue saqueando impunemente los peces de la larga costa de mi país; las deportaciones de latinoamericanos residentes en España continúan; los mercados para nuestras exportaciones siguen cerrados, salvo que sean materias primas no agrícolas; y la diplomacia española sigue defendiendoi a rajatabla a todas las empresdas hispanas que nos cobran el agua y la electricidad más cara del mundo (por lo menos en Chile).


En esas condiciones, uno puede perdonar todo lo que quieran, pero NO recibiremos inmigrantes españoles ni relajaremos las visas para ellos (es más, las endureceremos), por lo menos hasta que se cumplan al menos algunas de nuestras peticiones.


TAMPOCO aportaremos dinero para rescate alguno ni financiaremos bonos de deuda española, como pidió el Rey a los presidentes latinoamericanos, porque es es algo que se negocia, y para negociar primero debes entregar algo. Y no han entregado nada que valga la pena como para perder el poco dinero que tenemos en rescates absurdos.


La diplomacia no funciona en base a "perdones" personales que son muy loables pero que no cambian en nada las condiciones de vida de nuestros conciudadanos residentes en España.

Amanda, esa gente que la ha hecho sufrir da rabia; cualquiera la tendria, pero piense que esos nunca van a estar arrepentidos, nunca escribiran un articulo como el de Juan Arias. Piense que hay mas gente, no se si la mayoria silenciosa o no tan mayoria...pero en todo caso intente fijarse en los otros, los que pasan en silencio, los que no se ven;seguramente no es tan facil como en Brasil,pero tambien habra quienes la hagan sentirse integrada. Si nos fijamos demasiado en los estupidos no veremos a los amigos. Uma aperta!

Es de risa...¿ahora que os interesa es hora de pedir perdón? Hable señor con los brasileños que vivimos en España y con los que ya se fueran...una cosa que casi todos tenemos en común: todos hemos sufrido discriminación, rechazo, xenofobia, soledad en algún momento de nuestra vida en España. La integración es dificilísima, el español tiene miedo de que los inmigrantes de países "pobres" mes quiten algo y también hay un rechazo social, queda mal andar con "sudacas". Más de una vez he oído, "los putos inmigrantes", "vuelva a tu país", "los españoles primero". ¿Perdón? Cada uno tiene lo que se merece.

Gracias Israel por recomendar el magnifico libro de Grossman TODO FLUYE. Yo añadiría también la gran novela suya VIDA Y DESTINO, que recuerda Guerra y Paz de Tolstoy.
En esa novela es impresionante la carta a su madre que murió en la cámara de gas de un laguer nazista. Nada más actual hoy que Grossman. usted tiene razón
Un abrazo

To: juanjosearias@hotmail.com

¿Todavía hay sudacas en España?

Os paulistanos estamos com Fernando Alonso - o rei do vento espanhol - aqui em Interlagos na F1.... oléeee Espanha !!!!!!!

Recomiendo libro; Todo Fluye, de Vasili Grossman.

Nuestro escritor, poeta e político el genial João Guimarães Rosa, em Grande Sertão:/veredas, no episodio del juízo a Zé Zebedeo,pronuncia esta frase emblemática: " quien juzga ya murió".
Morir significa no tener objeto de deseo de nada, ni nadie.
Este perdón es cultura , creo yo, de la religion impuesta a América. Uno de los últimos papas , si mal no recuerdo, pidió perdón por toda la represión que la Iglesia hizo. De que ha servido?
La natureza nos uniõ, nos une y unirá siempre. Ser humanos es dar posibilidad a esta unión natural entre os seres humanos e físicos. Tal , asi, se podrá ajudar a ambas partes.

No comprendo tantas lamurias de los contertulios.
NO hay nada errado en tener orgullo de su herencia, soy brasileño,pero que es ser brasileño, o ser argentino,es unicamente haber nacido en Brasil o Argentina.
Los pueblos pre hispanicos fueron aniquilados para que nosotros pudieramos vivir acá.
Eso es una verdad, los Argentinos tienen en su mayoria la sangre Española o Italiana, en Brasil hay de todo tipo.
Tengo la sangre Española y eso me basta, apesar de nunca haber estado en España siento que algo me llama, no sé lo que és, tal vez sea los recuerdos del cariño de mi abuelita que solia hablar de su infancia cerca de Toledo y de sus sufrimientos cuando tuvo que venir sola a Brasil, incluso ella dijo que no sabia que su destino era Brasil, solo sabia que era sudamerica, pero cuando llegó acá conoció mi abuelo (que era un gaucho, una mezcla de portugues y español do Rio Grande do Sul) y bueno acá estoy....
Una persona que tiene la sangre española y es contra España, seguro que es una persona con la mente confusa....

Con todo respeto,...... eso de la hora del perdón, suena a facultad deífica, facultad que solo posee aquel que tiene poder sobre el ofensor....( ego te absolvo a pecatis tui)...Desde pequeño, me enseñaron, que más que perdonar, (que te has creido decían) porque no somos dioses, tendriamos que olvidar, que es más o menos lo que se hacía en el confesionario...., el pater absolvía y uno se olvidaba, libraba del pecado. Olvidar si, que es un ejercicio de memoria no de aniquilación memoristica y para ello hay que recordarlo, plantearlo, y confesarlo o sea, no borrarlo de memoria con el perdón. Así que es mejor y más humano, olvidar las barbaridades cometidas por lo ancestros, y no perdonarlas, primero, como se dice, porque sería arrogarse la facultad divina que no se tiene no se tiene poder sobre el otro y segundo,.... porque de arrogarse la facultad de perdonar, tampoco seriamos humanos y romperíamos la convivencia, al quedar sumisos al otro por el perdón recibido. (No habría maldad, no habría demonio, si dios en vez de olvidar la ofensa de lucifer le hubiera perdonado, otrogándole su facultad divina al que intentó, dicen, arrebatarle su divinidad).

Olvidemos mejor que perdonemos, que es quizás, como decía Dámaso Alonso del pensar, "lo más divinamente humano que tenemos"

La reacción de sorpresa e indignación cuando el gobierno brasileño tomó las medidas de reciprocidad en el trato a españoles en los aeropuertos fue a nivel de autoridades gobernamentales, no del ciudadano de la calle. Yo vivo en España hace ya muchos años y todo español que conozco mínimamente familiarizado con el tema apoyó la medida.
No sé si los españoles son arrogantes. En este país lo que hay es mucha ignorancia y un nivel educativo en caída libre. Eso puede explicarlo todo.

Parabens, Viga!

Israel, um abraço e um beijo pra você!
Juan Antônio, esfrie a cabeça, tente aquecer o coração!

Estimado Juan. Yo tambien lei todos los posts de su blog y el tono general no me gusto. pero hoy si, la aportacion de Alexandre y J.A. Gonzalez , ha sido de altura y me han animado a echar unas letras.
Alla por 1990 estudiaba en Paris, Espana hacia bien poco se habia incorporado a su gran sueno: Europa, la CEE por aquel entonces. Un colega de estudio peruano muy listo, Augusto se llamaba, me dijo: Negro, cuando llegue a Madrid, dormia en el Retiro, cuando llegue a Paris, en una cama. Espana no nos ha tratado bien a los sudamericanos y sigue sin tratarnos como deberia. Poco ha cambiado. Hasta hace nada fui testigo muchas veces en Barajas de la aprehension del emigrante al presentar su pasaporte al policia de turno -casi siempre con cara de haber dormido poco- y los nervios de aquellos amigos o familiares que le esperaban del otro lado: pasara, no pasara?. Que angustia!. Espana, no es necesario que pidas perdon, podemos utilizar aquel slogan de los anos 70: "Amar es nunca tener que pedir perdon". Solamente no nos mires por encima del hombro. No trates a nuestros emigrantes como seres humanos de segunda solo porque somos mano de obra barata, porque vosotros cuando emigrais a nuestras tierras no sois tratados como ciudadanos de segunda. Cuando invertis alli hacedlo como un caballero, no vayais solo por las ventajas y, cuando hagais trampas, ateneos a las consecuencias, no mireis solo la ley internacional cuando os convenga. Tratad nuestras riquezas como las vuestras. Seamos socios leales. Mirad por nuestros intereses en la UE con sinceridad y gallardia. Haced valer vuestra influencia para que nuestros productos entren. Somos una familia y un mercado. Y mas elastico, "that's for sure", que Alemania. Podria ser un buen momento para crear una gran Commonwealth, o algo mejor. Tendran miras nuestros gobiernos o Rajoy siquiera para plantearlo?. Creo que he ido demasiado lejos.

Quisiera pedir perdon a todos los sudamericanos. Perdon. Como español, supongo que poco importa que tenga como pasatiempos favorito el desahogarme criticando a este pais, a los españoles en general y que sienta absoluta repulsa cuando voy al extrajero y encuentro bandas de españoles a los que considero insufribles y me dan verguenza ajena las mas de las veces. Encuentro que tanto de sudamerica como de España hay de sobra para criticar. Y criticar es sano, sobre todo si es a tu propio pais; mitiga lo peligroso de generalizar.
A pesar de todo esto, supongo que ya que otros nunca lo haran, me toca. Se confirma mi tesis; nunca pagan pecadores. Y a los brasileños; sigan con su reciprocidad con lo de Barajas: es asi.

Juan Antonioo Gonzalez, por que habria que evitar el desahucio de sudamericanos? y los españoles en su propio pais?
yo escribiria el de cualquier ciudadano que haya pagado los impuestos con que se han rescato los bancos, no solo sudamericanos o españoles. Hay en España gente, vecinos, que han evitado, enfrentandose a la policia, desahucios de inmigrantes, de Africa. No es algo que se pueda ver en cualquier pais; eso merece admiracion.
Y por ultimo Juan Antonio Gonzalez; el trabajo, primero para los nacionales y si sobra para los de fuera. En España o en tu pais. Y sin bajar salarios.Un 11% de paro es mucho. No se puede traer gente de fuera para poder bajar salarios y satisfacer el egoismo de algunos, no! se paga; la compentencia no es solo para vender productos, tambien existe en el mercado laboral ;no vale traerlos de Africa o sudamerica; la ciudadania de un pais no puede ser sustituida. En Alemania con un 6% no te dejan quedarte asi como asi.

Los humanos, todos, deseamos SER FELICES. Creo que este deseo es universal, y universalmente sentido.

Pedir perdon y no hacer nada. Miren lo que le hacen ahora a los migrantes, tienes residencia si le pagas unos 160.000 euros o mas ala banca. Ingeniosa idea para tan solo dar beneficios a la BANCA CORRUPTA a la que ya se le han dado millones de euros del dinero público, el mismo que le quitaron a SANIDAD, y de tope de nata ahora tendrán presión de compradores y podran subir los precios de sus depreciadas propiedades inmobiliarias las cuales pagaron al 80% y al hacer desaucio obtienen el 100% de estas, luego con subir el `precio digamos un módico 130% sacarán un cochino beneficio de 50% ???? ¡ QUE BUENO PARA NUESTROS VAGOS DUEÑOS!!!!! ver este enlace como somos ESCLAVOS http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/11/la-servidumbre-moderna-sistema.html

Repito, pedir perdón sin tomar medidas concretas no sirve de nada.


Porque mientras Atras pide perdón (lo que estrictamente no es necesario ya que no es responsable de los actos de su gobierno), la flota pesquera española sigue saquendo nuestros recursos marinos; las deportaciones de migrantes latinoamericanos desde España siguen su curso; la diplomacia y la prensa españolas siguen defendiendo a rajatabla a las grandes empresas hispanas asentadas en AL (como Repsol, Prisa, el BBVA o Telefónica) sin considerar los reclamos contra éstas; los requisitos de visa se hacen cada vez más exigentes para poder entrar a España, etc, etc.


No se trata sólo de un oscuro funcionario de aduanas, como alguien cínicamente comentó en el post anterior de Arias. Se trata de una política de Estado del Reino de España (incluyendo a todos los gobiernos de los últimos 20 años) en la que los países latinomericanos no son vistos como pares sino como subordinados. De ahí, por ejemplo, la histérica reacción de la diplomacia española cuando Brasil deportó a inmigrantes españoles ilegales, en reciprocidad por medidas similares tomadas en España contra brasileros.

Ya lo dije en otro post, con otra entrada, pero vale también para esta. La figura del perdón es una creación del cristianismo es el comodín moral perfecto.
Cometo los crímenes más aborrecibles, las conductas más canallescas, las actitudes más viles y luego...¿Adivinen?: pido perdón. Ya estoy listo para "pecar" otra vez.
¿Existe algo más hipócrita que eso?

Perdonar es un vocablo muy bonito de fácil aplicación en el ámbito individual, pero de dificil aplicación en al ámbito politico-social. Por ejemplo, los nazis piden perdón por el holocausto y otros genocidios. Los stalinistas piden perdón por las cárceles del gulag. Los ultras de Estados Unidos piden perdón por las bombas de napalm arrojadas sobre Viet Nam. Los boers piden perdón por el salvaje racismo practicado contra los aborígenes sudafricanos. El Vaticano pide perdón por las torturas llevadas a cabo por la Santa Inquisición. Resumiendo, ninguna alma asesina ha pedido perdón, ni tampoco los corsarios y piratas, de ayer y de hoy. El vocablo "perdón" es celestial y no encaja en el atormentado planeta Tierra.

Lamentablemente, el etereotipo latinoamericano de los españoles es el de personas orgullosas y arrogantes.


Los estereotipos de forjan, como bien dice Alexandre Fonseca en su lúcido comentario, en la suma de las experiencias individuales. Y pueden ser esteroetipos injustos o abiertamente racistas, como el que los indígenas son flojos y resentidos (un comentario común en estos foros al momento de referirse a Evo Morales), que los argentinos son petulantes o que los peruanos son sucios y ladinos. O bien pueden ser prejuicios no necesariamente racistas, como que todos los brasileros son alegres por naturaleza, o que los aymaras y quechuas son reservados pero muy hospitalarios.


Pero hay hechos objetivos. Por ejemplo, el escándalo que armó la diplomacia espñaola cundo Brasil deportó a españoles que vivía de manera ilegal en ese país, en reciprocidad por medidas similares tomadas por el gobierno español relativas a brasileros inmigrantes.


Las relaciones internacionales se deben dar en el marco de la reciprocidad mutua. Actitudes colonialistas y arrogantes como la descrita, si bien no tiene porqué representar a todo el pueblo español, deben ser respinbdidas con firmeza y reciprocidad por nuestros gobiernos. Si cierran sus mercados a nuestras exportaciones, nosotros haremos lo mismo. Si deportan a nuestros ciudadanos, los suyos también tendrán que irse de aquí.


Eso no es revancha ni odio. Es simplemente aplicar la mismas reglas para todos, en el entendido de que somos iguales y no superiores unos en relación a otros.


En síntesis: LEY PAREJA NO ES DURA.

Juan Arias, que escreveu este é mais como um reconciliador sermão, banal e pouco convincente. Feita a partir do púlpito por um bom bispo -mas cínico- do que um ato de crítica social séria.
Os espanhóis são alegre, cordial e hospitaleira, mas também é arrogante, orgulhoso e detocrítica incapaz, como Alexandre Fonseca ha dicho. Eles sabem o perdão, mas nunca recorrer a alterar atitudes.
Gostaria de acrescentar: em pecado, castigo.

El pedir perdón siempre engrandece al que lo lo hace. Y por ello Arias merece todo mi respeto.


Pero el hecho de pedir disculpas no cambia por si solo la política exterior de España ni su actituid frente a los inmigrantes.


Queremos señales reales de ese cambio de actitud, y n sólo palabras. Y eso se puede expresar en medidas muy concretas:


(1) No queremos más deportaciones de latinoamericanos, porque sino nuestros paíss, siguiendo el ejemplo de Brasil, se verán obligados a hacer los mismo con los españoels residentes en AL. Ley pareja no es dura.

(2) Queremos que se les otrogue permiso de residencia y de trabajo sin condiciones a todos los latinoamericanos avecindados en España, y que se les reconozcan los títulos universitarios adquiridos en sus países de origen.


(3) Queremos medidas concretas para evitar los desalojos de inmigrantes latinomericanos de sus viviendas, lo que implica necesariamente un cambio en la legislación bancaria española.


(4) Queremos que las empresas españolas avecindadas en América Latina cumplan con las reglas del juego locales, inviertan lo que se comprometieron a invertir, y no sigan abusando de los consumidores. Desgraciadamente, la actitud de empresas como Telefónica (contralada por capitales españoles) ha provocado una actiutud muy negativa hacia los empresarios españoles en nuestros países. La diplomacia española está siempre pronta a defender los intereses de esas empresas (como sucedió con Repsol-YPF) pero nunca a oir los reclamos de los consumidores ni de los gobiernos latinoamericanos relativos a esas mismas empresas. Cuando el Rey de España viaja a América, es visto como el embajador de Repsol y de Telefónica.


(5) Queremos el cese de todas las exportaciones agrícolas españolas subvencionadas hacia nuestros países y la apertura total de los mercados agrícolas de España a nuestros productos. Por ejemplo, Ecuador tuvo que litigar más de 22 años para que España aceptara la entrada de bananas de ese país. Eso es imperdonable.


(6) Queremos una renegociación de las regñas de la OMC en la que España se comprometa a apoyar a los países en desarrollo, no como ha estado haciendo hasta ahora. En especial, queremos un cambio en las reglas relativas a protección de inversiones, apertura de los mercados agrícolas y la legislación internacional sobre patentes y derechos de propiedad industrial e intelectual, que nos obliga a pagar miles de millones de dólares por medicinas que son vitales para nuestra población.


(7) Queremos mayor control sobre la flota pesquera española, que ha saqueado a su antojo los recursos marinos de nuestros países, amparándose en resquiecios legales y en la diplomacia española.


Si sólo implementaran 3 de esas 7 medidas las relacines sería mucho mejores. pero como están las cosas no creo que lleguen siquiera a implementar una de ellas.

Una cosa es el perdón , que es algo personal y que enaltece al que lo pide. Pero otra muy distinta es la reciprocidad en las relaciones internacionales.

Embora todas as generalizações sobre países sejam falsas, pode-se dizer que há, sim, uma percepção geral sobre a "alma" de um país baseada na média dos contatos e experiências que se tem com ele. O blogueiro frequentemente se refere a um certa propensão para a alegria que os brasileiros (tomados pela média) teriam, mas para mim muitas vezes isso é um subproduto da tibieza e da docilidade excessiva.
.
Nesse mesmo contexto, creio que a um estrangeiro seja possível afirmar que a característica central dos espanhóis é a arrogância. Nem sempre é assim; às vezes o que se percebe como arrogância é simplesmente altivez, uma característica positiva e admirável que, infelizmente, costuma faltar aos brasileiros. Outras vezes o que se percebe como arrogância resulta apenas do temperamento explosivo e direto dos espanhóis.
.
Mas, seja qual for o motivo, no dia a dia, e particularmente no trato com estrangeiros que não estão em posição de contestá-los (seja na alfândega, em uma loja ou em um restaurante) – ou em seu próprio comportamento quando visitam outro país – os espanhóis são percebidos como arrogantes. Esse é um dado objetivo. Citarei dois exemplos. O primeiro foi a reação espanhola quando o Brasil, depois de anos assistindo inerme à proibição de entrada de seus cidadãos na Espanha, muitas vezes de maneira aleatória e degradante, resolveu adotar um procedimento semelhante, repatriando espanhóis que aqui chegam sem dinheiro e sem referências. Essa decisão, baseada na prática diplomática da reciprocidade, provocou uma reação indignada do governo espanhol. Como então ousam fazer conosco o que fazemos com eles?
.
O segundo, mais banal, é Fernando Alonso. É um piloto fenomenal e os brasileiros são fanáticos por Fórmula 1. Mas ninguém que conheço torce por ele. Basta examinar os comentários nos sites esportivos para perceber a razão. Fernando Alonso é a arrogância espanhola em estado bruto.
.
Faço este comentário não como provocação, mas porque muitas vezes as incompreensões entre pessoas de culturas diferentes resultam de percepções difusas sobre as respectivas características que acabam se impondo como uma máscara sobre o interlocutor à nossa frente. Ao lidar com um carioca, espero em princípio simpatia e desonestidade. Ao lidar com um paulista, espero competência e ganância. Ao lidar com um americano, espero objetividade e ignorância. Ao lidar com um espanhol, espero impetuosidade e arrogância. Só é possível estabelecer uma relação real entre duas pessoas quando essas barreiras de preconceitos mútuos são rompidas.
.
(A propósito, um de meus melhores amigos é espanhol. É um sujeito admirável e afetuoso que vive há mais de vinte anos no Brasil – mas sem nunca deixar de criticar este "pais de mierda" e compará-lo negativamente com a Espanha, como é de praxe entre os espanhóis. Nós, que somos seus amigos, compreendemos e nos divertimos com esse traço quase caricatural de sua personalidade, mas para alguém que não o conheça a impressão - falsa, no caso - é justamente de arrogância.)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal