Juan Arias

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

¿Quitar a Dios de los billetes de banco?

Por: | 15 de noviembre de 2012

Se le ha ocurrido al fiscal brasileño, Jefferson Aparecido Días. Quiere que desaparezca Dios de los billetes de banco que llevan la siguiente frase: “Deus seja louvado”, es decir, “Alabado sea Dios”.

Billete de banco brasileño
Es el mismo juez que ya había lanzado una cruzada, perdida, para quitar los crucifijos de los lugares públicos oficiales. Su tesis es la siguiente: “Esa frase de alabado sea Dios, supone una predilección por las religiones adoradoras de Dios como divinidad suprema, hecho que sin duda, impide la coexistencia en condiciones igualitarias de todas las religiones practicadas en suelo brasileño”.

Jefferson Aparecido DiasJefferson continúa argumentando: “Imaginemos el billete de banco con expresiones como “Alabado sea Alá, o “Alabado sea Buda”, o “Salve Oxossi” o incluso “Dios no existe”. Ciertamente, crearían agitación en la sociedad brasileña en razón del costreñimiento sufrido por los ciudadanos creyentes en Dios”.

La Constitución de Brasil asegura, en el inciso VI del artículo como algo inviolable, “la libertad de conciencia y de creencia asegurando el libre ejercicio de cultos religiosos y garantida en forma de ley, la protección a los lugares de culto y a sus liturgias”.

Y Brasil ha sido siempre fiel a este punto de su Constitución y los brasileños viven con enorme tranquilidad un gran pluralismo religioso, en paz, sin guerras de religión.

De hecho hasta ahora, nadie, de ninguna fe religiosa, había contestado la frase de Alabado sea Dios, en los billetes de banco.

Para los brasileños, creyentes en un 80%, y entre ellos casi el 90% cristianos entre católicos y evangélicos, ese Dios que entra en los bolsillos, en las carteras, en las tiendas, en los bares y en los hospitales a través de los billetes de banco, no ha molestado nunca a nadie.

Leo en este momento que en la preciosa ciudad de Florianopolis, en el Estado rico de Santa Catarina, donde la gente está viviendo estos días una ola de violncia desencadenada por órdenes llegadas desde las cárceles, los ciudadanos, al entrar en los autobuses, por miedo a que sean incendiados, a pesar de estar protegidos por la policía, lo hacen "rezando". Confían en Dios más que en las fuerzas del orden. Brasil es así.

Y esa misma Constitución que ampara y exige la máxima libertad de credos, y que presenta a un país laico, cuenta con el siguiente preámbulo: “Nosotros, representantes del pueblo brasileño, reunidos en Asamblea Nacional Constituyente para instituir un Estado democrático, destinado a asegurar el ejercicio de los derechos sociales e individuales, la libertad, la seguridad, el bienestar, el desarrollo, la igualdad y la justicia como valores supremos de una sociedad fraterna, pluralista (....) promulgamos bajo la protección de Dios, la siguiente CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA FEDERATIVA DE BRASIL”.

La moneda oficial brasileña apareció con la referencia a Dios ya desde el cruzado, antes del real, en 1986. Las primeras series del real en 1994 salieron sin la frase que hace referencia a Dios y que ahora con la polémica del juez Aparecido, se han convertido en oro para los numismáticos. Se pagan ya a mil euros.

En realidad no existe ninguna ley que obligue al gobierno de turno a colocar esa frase sobre Dios en los billetes y cualquier Presidente de la Reoública puede retirarla si quiere. ?Lo hará la Presidenta Dilma, que es más bien agnóstica? Difícil pensarlo cuando el 80% de sus votantes son cristianos.

Reinaldo_Azevedo (Cultura)Volviendo a la polémica, como ha puntualizado Reinaldo Azevedo, el bloguista polítco cultural más seguido de Brasil ( cerca de cinco millones de visistas el pasado mes de octubre) es como mínimo curioso que se apele para retirar de los billetes de banco el Alabado sea Dios, a una Constitución promulgada “bajo la protección de Dios”.

Agudo como siempre, el intelectual Azevedo, ha querido recordar que el hecho de que  el Estado sea laico, “no debe servir de pretexto para que sean perseguidas las religiones”, y añade: “Un Estado laico no significa un estado ateo, empeñado en combatir las religiones. Su laicidad es afirmativa, no negativa; ella asegura la libre expresión de la religiosidad en vez de reprimir a todos igualmente”.

Estoy de acuerdo con Azevedo cuando afirma: “No seremos una nación más cristiana o menos, más bondadosa o menos, más justa o menos por el hecho de que aparezcaz en los billetes el mensaje Alabado sea Dios”.

Y lo estoy también cuando añade: “Y nada impide además, como es sabido, que en nombre de Dios o de la razón, se cometan las mayores atrocidades. Ni la fe ni la racionalidad son garantías de un mundo civilizado, justo y honesto. No estamos en el terreno de los valores absolutos”.

Lo que Azevedo impugna, es que en un país en el que por lo menos el 80% es cristiano y su Constitución se presenta "bajo la protección de Dios", pueda esa frase sobre Dios en los billetes considerarse una ofensa a las otras confesiones, sobretodo porque la alusión es simplemente a Dios, que puede ser cualquier Dios. Y los brasileños masivamente creen en Dios, en el que sea, aunque mayoritariamente crean en el Dios cristiano.

Es cierto también que Jesús ante la pregunta provocatoria de si era justo pagar tributos al emperador, tomando una moneda con la efigie de César, pronunció la enigmática frase: “Dad a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es de Cesar”.

JESUS CON DOCTORES DE LA LEY
Los billetes de banco son del César, del Estado, que en el caso de Brasil, es laico. Dios podría desaparecer de ellos. Al mismo tiempo, en un momento en el que  los bancos y sus dineros están siendo los verdugos de todos nosotros, quizás esa pizca de sal de Dios estampado en ellos, sirva como metáfora para que no se apague nuestra esperanza en una economía menos cínica, cada vez menos de todos, al servicio e interés más bien de unos pocos. Una economía cruel que arrastra a las personas al suicidio, como está ocurriendo en España.

Quizás el Alabado sea Dios, pudiera, cambiarse, por “Alabadas sean la esperanza, la libertad y el bienestar para todos”.

Aunque a mi, personalmente, como a Azevedo, esa pizca de Dios en los billetes de banco brasileños no me molesta. Si acaso, me molestan más los juramentos de políticos, con la mano sobre La Biblia, en sus tomas de posesión, prometiendo muchas veces lo que saben que no cumplirán.
¿O, no, querido Reinaldo?

Desahucios

¿Clonar políticos honestos?

Por: | 13 de noviembre de 2012

Me ha parecido genial esa idea de clonar políticos honestos. La ha propuesto en un comentario al reportaje de mi compañero, Francho Barón, sobre la intención de Brasil de clonar animales en extinción.

Aniimales ex extinción en Brasil
El comentario está firmado por Pelinor, cuya identidad desconozco, pero confieso que encontré la idea creativa y actual. En un mundo en el que desde Los Estados Unidos a China, pasando por nuestra querida Europa y por todo el continente de América Latina, la palabra más común, casi ya manida, es la de corrupción, no cabe duda que políticos honestos parecen también en extinción.

Lo difícil, creo yo, sería en el caso de que a algún científico se le ocurriese la idea de clonar a políticos que nunca se hayan manchado las manos de corrupción, activa o pasiva, donde encontrar ejemplares de esa especie en extinción.

Puede parecer una broma, pero es algo mucho más serio. Creo que en todas las encuestas mundiales, como ocurre en Brasil, entre las instituciones peor valoradas, aparecen casi siempre los políticos. Más que la Iglesia o los militares, que ya es decir.

Viñeta de El Roto
En la gran mayoría de los movimientos de indignados surgidos en todo el mundo en la primavera pasada, en el fondo, latía una misma queja: la deshonestidad de la clase política que se apega al poder como un mejillón a la piedra sin querer soltarlo por el simple hecho que es un magnífico lugar para enriquecerse él y los suyos. Y que cierra los ojos para que puedan enriquecerse los bancos, aunque ello suponga que la gente se suicide por los desahucios.

Es tan clara la conciencia de los ciudadanos de que se entra en la política para medrar y ganar dinero y privilegios y para defender a los que más tienen, que en Brasil, el novelista João Ubaldo Ribeiro, escribió una columna con gran sentido de humor en el diario O Globo, en la que sostenía que en este país, era difícil que la gente saliera a la calle para protestar contra la corrupción, porque “el sueño de todo brasileño era el tener un corrupto en familia” para que les resolviera todos los apuros económicos.

Viñeta de Forges (2)
Todo el mundo habla de la crisis de la política, de la crisis de nuestras democracias clásicas, de la crisis de la izquierda y de la derecha, de todos los socialismos del pasado.

Y en el fondo de esa insatisfacción, que lleva a tantos a alejarse de la política, late esa conciencia de que no existen políticos que entren en las salas del poder para mejorar la vida de los ciudadanos, desinteresadamente, por puro amor a esa política que lleva en su etimología el clamor de la calle, de la polis, de la ciudad.

Viñeta sobre corrupción politica
En Brasil, por ejemplo, yacen en el Parlamento 145 proyectos de ley que pretenden acabar con la corrupción política. Deberían haber sido ya aprobados, pero resulta que los que tendrían que hacerlo, son los políticos a los que les cuesta tirar piedras contra su propio tejado.

La importante Ley de Ficha Limpia, que impide a los políticos representarse a las elecciones si han sido condenados ya en alguna instancia aunque no se definitiva, consiguió ser aprobada sólo porque fue presentada al Congreso respaldada por más de un millón de firmas de gente de la calle.

No existe hoy país que no cuente en sus despilfarros de dinero público miles de millones en la cuenta de la corrupción política.

Hace sólo unos días tuvo lugar en Brasilia una Conferencia mundial contra la corrupción con la participación de 160 paíse.Participó a ella, la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, que abogó para que la lucha contra la corrupción sea una “política de Estado” y que la lucha contra la corrupción no debe ser una lucha “antipolítica”, ya que la política es esencial para cualquier democracia.

Todo muy justo. Pero será difícil a la gente común separar la crítica a la corrupción de políticos concretos, del rechazo a la política como tal.Y ese es el gran peligro.

Por ello, quizás la idea de clonar- si aún existen- algunos políticos honestos, para que no se extingan, y con ellos no se extinga la política como tal, sea algo más que una broma.

Creo, sin embargo, que en nuestro mundo de hoy sea más fácil encontrar animales salvajes en estado de desaparición en medio de la selva, que políticos honestos a la luz del sol.

Por ello propongo en juego a los lectores:

¿Qué políticos actuales honestos importantes, ustedes clonarían en España, en América Latina y en el mundo? ¿Cabrían en una página de este blog?

A lo mejor me equivoco, y la lista acabe siendo mayor que el listín de teléfonos.

Pues ojalá, que diría nuestro genial Forges que a él y al Roto y a casi todos los humoristas políticos sí que habría que clonarles, para que por lo menos nos quede la válvula de escape de poder reírnos cada mãnana de nuestras propias penas.
Vi~eta de El Roto (3)


 

“El pluralismo es una gran lección de Brasil”

Por: | 11 de noviembre de 2012

Skidmore (3)
Que el pluralismo es una lección que Brasil ofrece al mundo, no lo dice un brasileño, sino el americano, Thomas Skidmore, formado en la Universidad de Brown y uno de los mayores historiadores del gigante americano.

Se lo ha dicho a sus 80 años y con dificultades ya para hablar a causa de un principio de Alzheimer, al diario Folha de São Paulo, que lo ha entrevistado en los Estados Unidos días atrás en plena campaña electoral americana.

Mientras se afirma que para los gobiernos de Estados Unidos, América Latina y concretamente Brasil no acaban de ser una prioridad en su política exterior, es curioso que han sido en los últimos 50 años, historiadores norteamericanos los que más se han interesado por este Continente.

A los que han estudiado a Brasil desde las grandes Universidades norteamericanas, se les conoce como “brasilianistas”. Skidomore es el decano de todos ellos. Autor de obras famosas como Brasil de Getulio a Castelo; Una historia de Brasil o Negro en el blanco, el historiador ha confiado que en medio a la enfermedad que lo aqueja sigue estudiando el fenómeno Brasil para estimular su memoria.

Skidmore (2)
Autor de frases célebres en el pasado como cuando afirmó en 1997: “Antes Brasil era un desastre económico y ahora ha entrado en el mundo normal”, o en diciembre del 2000: “El mundo está espantado con el progreso de Brasil”, hoy afirma que “el pluralismo de Brasil es una lección para el mundo”.

Según Skidmore, el mundo está con los ojos puestos en Brasil porque este país “ha sabido equilibrar el juego ideológico”.

Lo que el historiador americano más admira de Brasil es, dice, el hecho de poseer “una enorme capacidad de asimilación lo que, en cierto sentido lo hace parecerse a los Estados Unidos”.

Eso porque Brasil es una sociedad formada por emigrantes provenientes de todo el mundo. Y recuerda el historiador que hasta la Presidenta Dilma Rousseff, es de origen búlgaro.

SkidmoreA la pregunta sobre lo que piensa de la primera mujer que ha llegado al Palacio del Planalto en Brasil responde: “Me gusta Dilma. Es un tanque. Tiene un gran instinto político, admiro su forma de gobernar”. Y recuerda que “es muy difícil para una mujer gobernar un país de América Latina” eso porque, según él, “necesita demostrar que tiene también algo de hombre”.

Se ha sabido ahora que Skidmore fue testigo presencial el 31 de marzo de 1964, un día antes del golpe militar en Brasil, de como el entonces embajador americano en Brasilia, Lincoln Gordon, envió en su presencia (cenaban aquella noche juntos), un telegrama al Presidente americano, Lyndon Johnson, contándole lo que estaba para acontecer y pidiendo que el gobierno americano “reconociese el nuevo régimen militar”.

De aquella noche a hoy muchas cosas han cambiado en los Estados Unidos, en América Latina, en Brasil y en el mundo.

En América acaba de ganar las elecciones Obama, que nunca apoyaría un golpe militar en Brasil, ni en lugar alguno. Y Brasil está presidido por una exguerrillera que militó en los movimientos de la izquierda marxista leninista contra aquella dictadura del 1964, convertida hoy al juego democrático.

Y como ha afirmado Skidmore, hoy,  Brasil, mientras el gobierno investiga los crímenes perpetrados por aquella dictadura y nunca descubiertos, está dando al mundo “una lección de pluralismo”. Y es que quizás entre los países emergentes y en desarrollo, el que cuenta con una democracia más sólida es justamente Brasil.

Dilma((3)Dilma interrogada por los militares después de haber sido torturada

El precio de dos virginidades

Por: | 09 de noviembre de 2012

Dos historias sobre la virginidad se han cruzado estos días en las crónicas de Brasil. Mientras el diario Folha de São Paulo denuncia que en la Amazonia, la virginidad de una indígena de 12 años es ofrecida por diez dólares, un japonés ha ganado la subasta de la virginidad de la joven brasileña de 20 años, Catarina Migliorini, por el precio de 780.000 dólares.

Indios esclavizados
En el caso de las indígenas se trata de una clásica, triste y repetida explotación de menores, en forma de estupros
. La religiosa Giustina Zanato, presidente del Consejo Municipal de Defensa de la infancia y de la Adolescencia, relata que los casos de estupros de menores indígenas al precio de 10 dólares, se llevan dando desde 2008.

De poco o nada sirve, según la religiosa, denunciar el hecho a las autoridades competentes ya que, afirma “nos dicen que nos estemos quietecitas, ya que eso es aquí normal y se hace desde siempre”.

La jueza Christina Dolzany, dice que ha escuchado relatos de diez niñas y cuenta: “Es algo brutal y triste como ellas pierden la virginidad”. Y al precio de diez miserables dólares.

El problema es que los acusados suelen ser “personas importantes” de lugar y que paralizan todo tipo de denuncias, afirman los que trabajan contra esa plaga de la exploración sexual de menores.

Catarina Migliorini
Diferente es el caso de Migliorini,
que a sus 20 años quiso subastar su virginidad para pagarse sus estudios, dice, en una Universidad de Argentina. Y hasta se sometió a un examen ginecológico para asegurar que era virgen.

La subasta hacía parte de un programa televisivo del australiano Justino Siseley, titulado Virgens Wanted. La subasta se inició el 15 de septiembre y la ha ganado un japonés por el precio de un millón y medio de reales. Habían competido con él tres norteamericanos, un australiano y un hindú.

El objeto de deseo debería ser entregado en vuelo desde Australia a los Estados Unidos el sábado pasado.

La Fiscalía brasileña intentó que el Ministerio de Asuntos Exteriores impidiera la salida de Brasil de la joven, pero, al parecer, la respuesta fue que eso no dependía de dicho ministerio y que además la joven había aceptado la subasta de su virginidad en libertad, sin coacción. El autor del programa podría, sin embargo acabar siendo juzgado.

No voy a adentrarme en el caso de la joven que subasta su virginidad ni en el gusto del japonés que llegó a pagar ese dineral para vencer la subasta.

He querido traer los dos casos a este blog para pedir que los lectores juzguen esas dos realidades y se hagan algunas preguntas como yo mismo me las he hecho.

Por ejemplo:

-¿ Cuando las autoridades tendrán el coraje de llevar a la cárcel a esos caciques de la Amazonia que compran con calderilla la virginidad de unas pobres indígenas estuprándolas sin que puedan defenderse?

- ¿Por qué la virginidad tiene que tener dos precios según el color de la piel y la posición social de la interesada?

- ¿Por qué hace aún tanto ruido la virginidad en una sociedad que ha mercantilizado el sexo y banalizado el amor?

- ¿Estamos los varones autorizados a hablar sobre el precio o el valor de la virginidad o deberían hacerlo sólo las mujeres?

- ¿Fueron las religiones las que sacralizaron la virginidad o tiene un valor en sí misma?

- ¿Es acaso más valiosa la virginidad que la vida que nace de la pérdida de la virginidad?

- ¿Qué relación existe entre sexo e hipocresía?

Los lectores podrán hacerse otras muchas preguntas sobre estos dos episodios brasileños que se han cruzado en la crónica bajo dos ángulos de vista tan diferentes.

Inocencia

Carta desde el mar para Natasha y Malia Obama

Por: | 08 de noviembre de 2012

Natasha y Malia con sus padresw
Natasha y Malia, hijas de Obama y Michelle, han recibido una carta curiosa. Les ha llegado desde el mar, firmada con el nombre de su padre: OBAMA.

Quien la escribe es un simpático elefante marino, que llegó hasta las costas de América, desde Brasil, para contarles a las niñas que en la preciosa ciudad turística de Buzios, en la región de los Lagos del Estado de Rio, los niños lo bautizaron con el nombre de su padre porque era el día en que había ganado las elecciones.

Buzios es un lugar donde un día se juntaba África a Brasil y es este un país con raíces africanas dejadas por los esclavos negros.

En la carta, el león marino les cuenta un secreto a Natasha y Malia.
No se trata de un animal inventado. No estoy escribiendo un cuento. El león marino llegó días atrás a Buzios perdido después de haber atravesado el Océano, desde la Patagonia a la costa de Brasil.

Elefante-marinho(3)Elefante marino en la playa Azedinha de Buzios

Su llegada inesperada fue un acontecimiento para ese lugar famoso por su turismo internacional atraído por sus playas únicas.

Desembarcó en la playa de Azedinha. Allí corrió la gente, sobretodo los niños, para encontrarse con el inesperado y exótico turista. Obama acababa de ganar las elecciones en los Estados Unidos y los niños de Buzios lo bautizaron con el nombre del Presidente americano, Obama.

Llegó anónimo, y se fue bautizado con aquel nombre que aquel día aparecía con relieve en todos los diarios del mundo.

Elefante-marinho ( 2)
Feliz con su nueva identidad, el elefante Obama desapareció de repente
. Los últimos que lo vieron fueron unos turistas en la playa Tartaruga.

Hasta aquí la crónica. Y a partir de aquí la leyenda. Dicen que el elefante Obama se fue hasta la costa de los Estados Unidos para comunicar a las hijas de Obama, Natasha y Malia, que él se llamaba como su padre, que estaba muy feliz y que quería contarles un secreto para que se lo contaran a él ya que no se atrevía a escribir directamente al Presidente.

Además los animales suelen comunicarse mejor con los pequeños que con los grandes. Y él sabía que las dos pequeñas Obama aman a los animales.

Playa TartarugaPlaya Tartaruga en Buzios

En la carta, el elefante marino, les contaba que su padre no sabía que había sido elegido y con tantos votos, contra las previsiones de la víspera, gracias a que ellos y muchos animales más que viven en el mar y en la tierra, se juntaron para inspirar a los votantes su nombre en las urnas. Sobretodo a las mujeres, a los negros, a los hispanos y a los jóvenes. Categorías todas ellas que son los que también suelen entender mejor el alma de los animales.

Ellos querían que ganara él y no su contrincante Romney, porque estaban seguros que les iba a defender mejor y le advertían que si quería que siguieran apoyándolo ahora en sus decisiones importantes a favor de la paz, de los que más sufren, de los niños y de los más humildes, tendría que ser fiel a sus promesas de defender también al Planeta.

“Decidle a vuestro papá, que no se olvide ni un minuto que es Presidente no sólo de los hombres y mujeres que lo han votado, sino que lo es y tiene que seguir siéndolo de los elefantes, de las ballenas, de los delfines, de los tiburones, de la águilas del cielo, de las jirafas que habitan las sabanas africanas, de todos los animales perseguidos, maltratados y abandonados.

Decidle que por ser el Presidente del país más poderoso del mundo, debe también defender con mayor coraje y amor la sobrevivencia del Planeta.

Que defienda las energías alternativas del sol y del viento que no ensucian las manos ni la Tierra como el petroleo. Que defienda el agua de los ríos y de los mares, el aire que respiramos, las selvas que nos regalan oxígeno y todos los animales en extinción, ya que con cada especie que desaparece bajo la incuria de los humanos, la Tierra se hace más pobre y se vuelve más triste.

Y vosotras Natasha y Malia sabéis que cuando la Tierra y los Animales sufren de tristeza, de abandono, cuando no son respetados, el Mundo se vuelve más violento, más pobre y más estresado.

Elefante-marinho-03-jpg_175108
Decidle a vuestro padre, que a pesar de que no me parezco a él,
pues él es delgado y ágil como una pantera, y yo peso cuatrocientos kilos y soy gordo y sólo se moverme bien en el agua, los niños quisieron ponerme su nombre, porque ellos  intuyen que él nos va a defender amando más la vida que las guerras. Y nos ama a los no humanos también.

Decidle que no se olvide del secreto que os he contado y que sea fiel a nuestra ayuda en las elecciones porque los animales somos todos mansos y queremos sólo vivir tranquilos, pero cuando se nos desprecia, se nos ataca o se nos destruye, podemos ser más feroces y violentos que los inteligentes humanos. Tenemos además armas invisibles que los hombres no saben construir.

Nada peor que la venganza de un elefante marino humillado o de un rio o un mar poluidos y enfurecidos, o de una selva que grita su destrucción al cielo.

Con un beso de agua de vuestro segundo padre, el elefante Obama.

NOTA

Si es cierto que fueron en buena parte los votos de los jóvenes y de las mujeres los que decidieron la victoria de Obama, no cabe duda que él ofrecía mayores garantías de defensa del Medio Ambiente amenazado, ya que esas dos categorías de personas son también las más sensibles a que se respete y proteja a nuestro maltratado Planeta.

Amazonia quemadaLa Amazonia brasileña quemada para convertirla en pastos

Una biblioteca florecida en un basurero

Por: | 07 de noviembre de 2012

Brasil es un país de contrastes. También en la lectura. Mientras se multiplican por todas partes iniciativas geniales para crear nuevos lectores, hasta en medio a los basureros, y el gobierno distribuye millones de libros cada año, la mitad de los alumnos de primaria salen de la escuela sin saber leer ni escribir.

Existen aún 12 millones de analfabetos totales y muchos millones más de analfabetos funcionales, que apenas si saben escribir su nombre y leer un titular con letras mayúsculas.

Al mismo tiempo, la Presidenta Dilma ha lanzado un programa revolucionario para enviar a cien mil estudiantes a formarse en las mejores Universidades del mundo, siguiendo la línea de China y Corea. Serán ellos los grandes innovadores de mañana en el campo de la ciencia del país que aún no tiene un Nobel

Basurero (2)
Junto a ello, surge de entre los grandes basureros que circundan las ciudades, una experiencia emblemática
, casi un poema escrito con ternura entre la dureza de los cuervos que revolotean sobre la basura.

Ha sido una de esas recogedoras de basura, que era semianalfabeta, pero a la que siempre le había apasionado leer historias, quién ha tenido la idea de crear donde trabaja, una pequeña biblioteca con los libros que ha ido encontrando entre la basura.

La mujer se llama Cleuza Aparecida Branco de Oliveira, de 47 años. Y su historia la ha sacado a la luz el periodista Augusto Fiorin del diario Folha de Sâo Paulo.

Cleuza Aparecida
Cleuza, que trabaja en el basurero de la bonita ciudad de  São José do Rio Preto, en el Estado de Sâo Paulo, se encontraba con frecuencia con obras de escritores famosos como Machado de Asís, José Saramago, Erico Verissimo o con libros de poemas de Drummond entre basuras varias.

Ella que siempre había soñado con tener una pequeña biblioteca en su casa pobre de Mirassol, a cerca de 500 kilómetros de São Paulo, tuvo una idea mejor: iniciar una pequeña biblioteca en el mismo basurero para que los libros sirvieran para sus compañeros recogedores de basura como ella.

Basurero
Poco a poco, escarbando para sacar a la luz libros arrojados a la basura,
Cleuza llegó a juntar hasta 300 títulos. Y la biblioteca es ya una realidad. La gestionan 11 recogedores de basura y cuenta con un pequeño barracón donde hay un rincón para sentarse a leer y hasta una área para escuchar música.

La biblioteca no cobra por prestar los libros, ni tiene burocracia de registros. Se los lleva quién quiere y los devuelve sagradamente. Los libros encontrados repetidos están a la venta a cincuenta centavos de real cuyo valor se queda en la asociación.

El sueño de Cleuza es que sus colegas de trabajo en el basurero que sepan leer, se apasionen por la lectura.

¿Sólo una historia ejemplar? No. Mucho más. ¿Sólo un grano de arena en el Océano? No, mucho más.  Es la emoción de aquella margarita que encontré una mañana florecida en una grieta de cemento en el campo de concentración de Auschwitz. O la victoria de Obama entre las ruinas de la esperanza y el miedo.  Es la demostración de que hasta en los basureros nace el sol cada día y de que hay gentes que en medio de los deshechos no pierde ni la alegría ni la voluntad de superarse y de inventar.

Unas Navidades, Lula se fue a visitar a esos recogedores de basura de la periferia de una gran ciudad. Ellos se emocionaron y abrazándolo lloraron juntos.

La vida se escurre por todas partes y anida pujante no sólo entre los grandes rascacielos de São Paulo, por los que revolotean los helicópteros de un millón de dólares, sino también en esas montañas de basura por las que planean los cuervos y los niños hambrientos disputándose restos abandonados de comida.

La vida anida también en esa mujer que ha hecho florecer una biblioteca con los libros de las casas a las que les sobra de todo, incluso libros para tirar al cubo de la basura.

Es un aldabonazo a nuestras conciencias de consumidores y derrochadores distraidos.

Lula con recogedores de basura

El pulgar de Obama y el índice de Romney

Por: | 06 de noviembre de 2012

¿Dará a Obama la victoria su gesto de levantar el pulgar en señal de hombría y seguridad? Los especialistas en lenguaje corporal examinan los gestos realizados con los dedos de las manos por los políticos famosos.

El pulgar de Obama (2)
En las elecciones americanas, la analista de estos gestos, Patti Wood, notó que el candidato Barack Obama, en los tres debates electorales hablaba con el pulgar levantado. Casi un gesto de esperanza triunfador.

El indice de Romney
Al revés, Romney, usó el índice en gesto amenazador.

Según Wood, es posible que ese gesto del pulgar le fuese aconsejado a Obama por sus jefes de imagen para hacerlo parecer más fuerte. “Es un arma simbólica” afirmó la analista del lenguaje corporal.

Para ella, ese gesto, a nivel inconsciente “es también un gesto sexual masculino. Al mostrar el varón el pulgar es como decir: “Yo soy un hombre. Confiad en mi”. ¿Le dará eso de nuevo la Presidencia a Obama?

Sin embargo, si analizamos los gestos de otros políticos, vemos que para demostrar su fuerza lo hacen con otros dedos de las manos. Más aún, el gesto del pulgar levantado lo usan también las mujeres políticas, como por ejemplo la Presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

El pulgar de Dilma
Hasta usa Dilma los pulgares de ambas manos, quizás para emular a los políticos varones que como Obama o Lula usan sólo el pulgar de una mano. Las mujeres necesitan demostrar a menudo más que los hombres que son capaces, aunque lo sean más que ellos.

El índice de Fidel Castro
Dos famosos líderes latinoamericanos, Fidel Castro y Hugo Chávez, en vez del pulgar suelen usar el índice quizás como amenaza o advertencia.

El indice de Rajoy (2)
Aparece también en Rajoy.

Cristina
Es también típico de la Presidenta argentina Cristina que le da sin embargo un tinte pícaro de "cuidadito".

Felipe González
Felipe González es de los pocos que usaba la mano entera.

Ese gesto del índice hacia adelante aparece tanto en políticos de izquierdas como de derechas. En Estados Unidos lo usó, por ejemplo, Romney contra el pulgar de Obama.

El corazón de Azanar
Aznar solía levantar el dedo corazón.
A veces hasta en un gesto poco delicado, por no decir otra cosa.

Es sabido que el lenguaje corporal puede a veces ser más expresivo y eficaz que el lenguaje hablado. Y refleja mejor el inconsciente que las palabras.

Por ello, los que cuidan de la imagen de los políticos les enseñan a usar sus gestos a través de los cuales envían sus mensajes a los electores.

Ocurre, sin embargo, que esos gestos tienen que ser lo más naturales posibles. Fingidos pueden producir el efecto contrario al que se desea, que generalmente es el de demostrar fuerza, coraje, decisión o incluso indiferencia. O amenaza.

En Brasil existe una fuerte discusión sobre la eficacia de la imagen que de los políticos acaban creando los especialistas. A veces puede funcionar como ocurrió en el caso de Lula que ganó las elecciones después de una verdadera transformación de su imagen.

El pulgar de Lula
De sindicalista peleón, de barba poblada y cabello desarreglado, los maestros de imagen lo convirtieron en un candidato elegante, vestido a la moda, retocados barba, pelo y bigote por estilistas de grito, para no dar miedo a las clases bien.

En otras ocasiones, sin embargo, el peligro es que el político acabe perdiendo su personalidad  para convertirse en un producto de márketing.

Así, ha habido veces que a un político duro, temperamental, crítico, lo han transformado en un producto de “paz y amor”, que no le va y que acaba no convenciendo.

Generalmente a la gente les gustan los políticos que no esconden su personalidad bajo los ropajes de sus modistos o modistas, que se presentan con sus peculiaridades, con su genio o su humor, pero ellos.

Hace días, la presidenta Dilma, leyendo la imagen que de ella hacían algunos medios de comunicación, quizás para endulzar su temperamento fuerte y decidido, confió a un amigo: “A esa Dilma no la reconozco”.

No es fácil querer ser político intentando aparecer lo que no se es. Tarde o temprano esos pulgares alzados, o esos índices amenazadores o esos corazones en clave poco delicada, pueden ser un boomerang peligroso que se revuelve contra ellos mismos.

Los gestos espontáneos, que nacen de la ira o la alegría, de la victoria o de la derrota acaban arrastrando por su autenticidad.

Vamos a saber pronto si ha sido más eficaz el pulgar levantado por Obama con su “Nosotros podemos”, o el índice amenazador de Romney. Y ya nos imaginamos lo que pueden ser las amenazas del obispo mormón republicano.

Cuidado, pues, en como usamos los gestos de nuestras manos o de nuestros dedos que pueden acabar glorificándonos o derrotándonos.

Gestos de las manos

Por qué para América Latina Obama sería el mejor

Por: | 05 de noviembre de 2012

No digo que la mayoría de los latinoamericanos prefiera Obama
a Romney. En Brasil, por ejemplo, la mayoría sí  prefiere al “candidato de color”, como llaman aquí a Obama. No sé si será lo mismo en el resto del continente.

Dilma y Obama
Creo, sin embargo, que para esta región en ebullición,
tan cercana al gigante norteamericano, el moderno Obama sería mejor Presidente que el obispo mormón.

Los motivos son varios. América Latina está despertando. Es un continente que empieza a contar más que nunca en la geopolítica y en la economía mundial.

Un lector en el blog de Lluis Bassets comentaba que Obama es el futuro y Romney el pasado. Si es así, Obama es mejor para América Latina que ha dejado definitivamente el pasado para encarar con fuerza y entusiasmo el presente y el futuro.

A pesar de los atrasos, de los ribetes antidemocráticos de algunos países latinoamericanos, del peligro de algunos de sus populismos, lo cierto es que por primera vez el continente se ve libre del peligro de las tenebrosas dictaduras militares de derechas o de izquierdas que lo atenazaron hasta ayer mismo.

A los más jóvenes les puede parecer eso normal. No lo es. Las dolorosas contiendas sangrientas que vivieron algunos de estos pueblos, hoy son sólo un triste recuerdo del pasado.

En los países de mayor peso del continente: México, Brasil, Chile, Colombia, Perú y la misma Argentina, a pesar de la posición autoritaria de su Presidenta, ya es impensable una aventura de dictadura militar. Y hasta en Venezuela, los arrobos de cuño dictatorial del Hugo Chávez empiezan a tambalearse bajo el peso de una nueva oposición democrática.

América Latina, también en lo económico, es hoy la envidia de Europa y hasta de los Estados Unidos ya que acabará el año con un PIB altamente positivo contra la recesión de los países ricos.

No acaso los inversores extranjeros están viniendo a pelotones a este continente. En Brasil se han centuplicado los últimos años.

América Latina está entrando en la modernidad, en la globalidad, en el ecumenismo cultural y étnico. Y para esta modernidad, con todas sus limitaciones, el joven Obama, con su carga de novedad, su visión más amplia del mundo, que cuando llega a Brasil sabe que no está por ejemplo en Chile, como hacían presidentes norteamericanos del pasado, es el mejor.

Con su indiscutible sentido democrático y su apuesta por la paz más que por la guerra, Obama es sin duda mejor para los latinoamericanos que Romney con su carga de conservadurismo, su poco aprecio por un Estado generoso con los ciudadanos más necesitados y sobretodo con su prurito por las armas y su gusto por devolver a los Estados Unidos, la aventura de nuevas guerras, el sueño de los señores de las armas.

Los latinoamericanos son gentes pacíficas, mezcladas étnicamente, multiculturales y multirreligiosos. Están descubriendo el placer de salir de la miseria y dejar atrás tristes esclavitudes. Quieren contar en el mundo que está naciendo amenazado por nubarrones de recesiones y de nuevas pobrezas. No quieren dar marcha atrás. Están con la mirada puesta hacia adelante.

Obama en la favela
Para ellos, que la mayor potencia del Planeta esté en manos de un Obama abierto al diálogo y que lleva en su sangre el mestizaje de la Historia creo es más positivo en este momento, que el que caiga en manos de quién no le temblaría la mano en abrir nuevos frentes de contiendas en el polvorín de Oriente Medio, que acabaría por empobrecer al mundo y retrasar el despliegue económico y democrático de este Continente que ha perdido el complejo de inferioridad.

Aquí, en Brasil, en una favela de Rio de Janeiro, los cariocas aplaudieron no sólo con placer sino también con esperanza los toques de balón de Obama en una favela de Rio, al lado de su esposa Michelle. Todos los viejos prejuicios antiyanquis se deshicieron como una burbuja de jabón, viendo jugar, como un muchacho más, con los favelados cariocas al mandatario más poderoso de la Tierra.

Y los sociólogos saben muy bien la fuerza y el valor simbólico de los gestos, del llamado lenguaje no hablado.

Obama en una favela de Rio

Cuidado, un elefante ha empezado a hablar

Por: | 03 de noviembre de 2012

Un elefante ha empezado a hablar en Corea del Sur. Puede ser un peligro, ya que podría quejarse con palabras nuestras de que haya quién es capaz de pagar 70.000 mil euros para matarles por puro placer.

No es una broma. En el parque zoológico de Everland Zoo, los visitantes se han quedado sorprendidos al observar que un elefante pronuncia en coreano palabras que se entienden perfectamente.

KoshikKoshik

El elefante, que se llama Koshik, vocaliza con la trompa en la boca. Según la revista científica Current Biology el elefante pronuncia perfectamente algunas palabras, entre ellas “hola y bueno”.

Los biólogos, que según ellos lo importante no es el número de palabras sino el hecho de que sea capaz de pronunciarlas, tratan de explicarse esta anomalía.

Según el gerente de Biología de la Fundación Jardín Zoológico de Rio de Janeiro, Anderson Mendes, el elefante carece de un aparato fónico desarrollado como el papagayo. Para Mendes, la única explicación es la gran memoria del elefante, lo que podría llevarle a reproducir palabras humanas escuchadas.

En ese caso, ¿por qué sólo ahora un elefante ha empezado a hablar? Otro problema aún sin explicación es por qué Koshik, coloca la trompa en la boca para vocalizar.

Angela StoegerLa bióloga Angela Stoeger

Según ha explicado la bióloga, Angela Stoeger, de la Universidad de Viena, a la revista Current Biology, lo curioso es que el elefante coreano es capaz de equilibrar las dos características importantes del lenguaje humano: el ritmo y el timbre. “Es algo considerable si tenemos en cuenta el gran tamaño del animal, la longitud de su tracto vocal y otras diferencias anatómicas entre el elefante y el ser humano”, escribe Stoeger.

Dejemos a los científicos que investiguen este hecho de que un elefante sea capaz de pronunciar perfectamente palabras humanas cuando, según su morfología, no podría hacerlo.

Un amigo mío con gran sentido del humor, me decía mientras comentábamos la noticia, que quizás los elefantes hayan decidido empezar a hablar con nuestras palabras para podernos decir un día lo que piensan y sienten de los que son capaces de pagar un dineral para disparales a matar por puro capricho.

Dinero que bastaría, por ejemplo, para salvar la vida a una niña con una enfermedad especial cuyos padres no pueden acarrear con esos gastos médicos. Es lo que me escribió una madre hace unos meses en este mismo blog cuando supo que el Rey pagó, o pagaron por él, 70.000 euros para matar en África a un elefante.”Es el precio de la vida de mi hija”, escribió.

Sí, puede ser peligroso que los elefantes empiecen a hablar. Y las jirafas y los primates y los osos y todos aquellos animales que figuran en la lista de precios de una agencia de viajes para poder matar a uno de esos animales y que yo publiqué en este blog como “Los precios de la muerte”.

Sí, que empiecen a hablar los animales, con nuestro lenguaje, para que podamos saber de su boca y avergonzarnos, lo que ellos piensan de nosotros.

Si lo hicieran quizás tendríamos que taparnos los oídos para no escucharles.

Koshik (2)Koshik

¡Habla, Koshik!, y cuéntanos tu pena y la de tus semejantes. Dinos a nosotros los sabios e inteligentes humanos, todo el dolor acumulado de vuestra especie, al saber que lo único que nos interesa de vosotros son los colmillos de marfil para adornar nuestras salas de estar.

¡Ah, si un día empezasen también a hablar esos colmillos arrancados a veces de los elefantes aún vivos! De los elefantes y de los rinocerontes de los que nos hablaba el otro día mi querido compañero, Javier Valenzuela en su magnífico blog de este diario.

La metáfora del elefante que ha empezado a hablar, es la misma de todos los humanos que siguen sin voz, en las cunetas de la vida, de los abandonados sin destino, en el silencio de los hospitales y de las cárceles, en los casarones de niños abandonados, en los hospicios forzosos, en la pobreza impuesta, en la soledad que angustia, en todos los guetos de la esclavitud y en todos los holocaustos del Planeta.

Sólo el día en que ellos, los humillados de la Historia, descubran la voz, como el elefante Koshik, podremos conocer mejor el dolor y la crueldad que encierra nuestro mundo. Un mundo falso que nos suelen contar casi siempre,  los que se han adueñado de él con la fuerza de la mentira.

Puede parecer extraño que en Brasil el 47% de gais y lesbianas se declaran católicos, ya que la Iglesia de Roma no acepta la homosexualidad.

Obispos en San Pedro
En Brasil, en el primer censo oficial realizado por el IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística)se acaba de investigar el número de parejas de homosexuales estables en el país y sus creencias religiosas.

El resultado ha dado que son cerca de 60.000 los gais y lesbianas que comparten juntos el mismo techo. De ellos, la mayoría: el 53,8% es de mujeres y el 46,2 de varones.

El 25% de todos ellos afirma que han cursado estudios universitarios. Y la mayoría vive en el sureste: 52,6%, es decir en las zonas más ricas del país mientras que en el nordeste pobre se reducen al 20,1%.

De los 60.000 gais y lesbianas sólo el 20,4% se declaran sin religión, algo también raro en un país como este donde la gran mayoría cree en algo y casi no existen ateos.

Si aparentemente puede parecer extraño que ese 47% se declaren católicos, en verdad, analizando más de cerca la actitud de la Iglesia Católica y de las iglesias evangélicas, las dos creencias que se reparten el 80% de la fe en Brasil, puede tener una explicación.

La Iglesia católica considera la homosexualidad una anomalía funcional, es decir se nace gay o lesbiana. No habría culpa en ello, ya que es considerada como una enfermedad. Y condena sólo el uso de la sexualidad entre personas del mismo género.

De ahí que no pueda negarse el bautismo ni los sacramentos (excepto el del matrimonio) a los homosexuales. Pueden, pues,  pertenecer a la Comunidad católica.

Lo que no pueden es recibir la comunión sin antes confesarse y arrepentirse en el caso de haber realizado el acto sexual.

Ello, sin embargo, es lo que ocurre tanmbién de algún modo con los matrimonios entre varones y mujeres, ya que sólo pueden ejercer su sexualidad en vistas a la procreación y, por tanto, sólo en los periodos fértiles de la mujer.

De no hacerlo así caen también ellos en pecado y deben confesarse y arrepentirse antes de comulgar.

La Iglesia Católica tiene sin embargo la particularidad de no poseer límites ni al número de veces que un católico pueda pecar ni al número de veces que pueda arrepentirse y ser perdonado. Dice, en efecto, la Iglesia que la misericordia de Dios es infinita.

São Paulo decía que “la carne es flaca” y eso la Iglesia lo sabe muy bien hasta por experiencia propia entre sus ministros. Y creo que era San Agustin el que decía: "Peca fuerte, pero cree más fuerte". Para la Iglesia más importante que el pecado, que se perdona siempre, es la falta de fe.

Diferente, sin embargo, es la postura de la mayoría de las iglesias evangélicas frente a gais y lesbianas, aunque ya algunas de ellas han empezado a admitirles para no perder fieles. En general los homosexuales no son admitidos en la Comunidad a no ser que “escondan” su condición de tales.

Pastor Silas MalafaiaPastor evangélico Silas Malafai

Sólo son admitidos si “se convierten”, es decir si dejan su condición de homosexuales. Por ejemplo, el pastor, Silas Malafaia, fundador de una de las principales iglesias evangélicas de Brasil, la de la Asamblea de Dios-Victoria en Cristo, ha afirmado a la BBC Brasil: “Según la Biblia, la homosexualidad es pecado. En la Iglesia evangélica un gay sólo entra en ella si se convierte y se hace heterosexual”.

Y añade: “Tengo varios casos de gais en mi Iglesia. Se trata de un desvío de comportamiento. En efecto el gay posee el mismo orden de cromosomas que nosotros los heteros. Depende de ellos mudar su opción sexual para ser aceptados en nuestra comunidad”.

Como se ve la diferencia entre la visión católica y la evangélica en relación a la homosexualidad diverge visiblemente. Para los católicos se nace así y no hay pecado en ellos. Para los evangélicos, no. Es una decisión de libre arbitrio y por tanto se puede decidir si ser gay o hetero. De ahí que no puedan ser admitidos en la Comunidad si no aceptan antes “convertirse” y ser “normales’.

Otro factor que quizás influya en ese alto índice de gais y lesbianas católicos se deba a que la mayoría de ellos, pertenecen a la clase media bien y han cursado estudios incluso superiores. Y justamente, en Brasil, la Iglesia católica es más influyente en ese medio que entre los pobres que son más bien frecuentadores de las Iglesias evangélicas.

Marcha gay en São PauloMarcha de gais y lesbianas en Sâo Paulo

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal