Juan Arias

La máscara sin máscara

Por: | 10 de noviembre de 2013

Máscara africana
A los niños les encantan las máscaras de los superhéroes
como Batman, el Hombre-Araña o Zorro. Quizás porque los niños, frágiles aún en la formación de su propia identidad, necesitan figuras emblemáticas en las que refugiar su imaginación.

Las máscaras son eternas como el hombre. Aparecen entre los primitivos. Eran rituales, sagradas o guerreras. Estaban relacionadas con lo desconocido. Intentaban imponer miedos o exorcizarlos.

Las máscaras de los carnavales de Venecia son el cúmulo de la sensibilidad artística y reflejan los matices más sutiles de la ciudad fantasma, nacida del misterio y alimentada por la suma de todos los genios que pisaron su suelo de agua.

Las de los carnavales de Brasil, recuerdan los homenajes al dios griego Dionisio, y vibran con las emociones sensuales, con la alegría de ser alguien un día para resarcirse del ser nadie, anónimos, todo el año.

Mascara de Black bloc
En Brasil hoy son tristemente famosas las máscaras negras de los Black bloc, ese centenar de jóvenes que aparecen como una pesadilla después de cada manifestación de protesta pacífica para destruir lo que ellos llaman los “símbolos del capitalismo”.

Parece ser que se trata de jóvenes tanto hijos del capitalismo como hijos de las víctimas del mismo, salidos del centro y de la periferia de las urbes, unidos en una único abrazo de violencia contra el sistema. Las autoridades están espantadas con esas máscaras. Quieren leyes nuevas y severas para arrancárselas, para descubrir sus verdaderos rostros.

Quieren que puedan ser juzgados allí, sobre la marcha, por una justicia sumaria.
Nadie justifica sus acciones violentas, pero como acaba de escribir Tony Bellotto, ellos son, sin embargo, apenas “una cabeza más de la gran hidra que es la violencia brasileña”. Esa hidra que se cobra cada año 50.000 vidas fundamentalmente de jóvenes, generalmente negros, de color y sin estudios.

Violencia policial
Y son el símbolo de la otra violencia sin máscaras, la del sistema,
que no destruye agencias bancarias ni coches de lujo o sedes de instituciones políticas.  De la violencia que los pobres sufren cada día con el sólo negarles aquello a lo que tendrían derecho: la violencia de una escuela que no enseña, de un hospital que no cura o de una policía que no defiende.

La violencia de los Black bloc es indefendible y aquí la condena el 90% de la población. Y han conseguido que desistan de protestar pacíficamente a los ciudadanos que quieren cambiar las cosas pero sin violencia, con la fuerza de sus derechos.

Ha sido el mismo escritor y músico Bellotto el que ha alertado, sin embargo, que no existe hoy mayor espectáculo de creatividad en materia de máscaras que la de los políticos, que han conseguido crear lo que él llama la “máscara de carne y hueso”, la “máscara sin máscara”.

Mascara carnaval de Brasil
Los políticos no necesitan esconder su identidad
; se sienten a gusto como son. No se preocupan ni de esconder sus corrupciones, sus ilegalidades, sus abusos de poder, sus promesas no cumplidas, sus mentiras, a veces hasta descaradas, la fuerza de su poder que no es de ellos sino de la gente.

Saben que ellos gozan de la impunidad que les permite pasearse sin máscaras, reirse mientras tantos lloran víctimas de sus atropellos.

Es curioso que, en una sociedad donde ya nadie puede esconder su identidad porque existen espías por todos los rincones; donde ni se pueden usar las máscaras porque se han hecho transparentes y visibles a ese gran ojo que todo lo ve y todo lo sabe, sin ser siquiera Dios, sigan estando de moda las máscaras.

¿Dan miedo las máscaras? No deberían darlo, como no lo dan a los niños quizás porque ellos, aún inocentes, saben que son sólo máscaras.

Lo que nos debería dar miedo a los adultos hoy, son, en efecto, las más máscaras de carne y hueso, las máscaras sin máscaras, aquellos que no necesitan esconderse ni siquiera para esclavizarnos porque se han substituido a los dioses de antaño, dueños del mundo y de los hombres.

Mascara e hipocresía
Deberían darnos miedo, si acaso las máscaras de la hipocresía
, del abuso de poder en todas sus formas, de la violencia que se reviste de legalidad, de la que nos vende por libertad las viejas cadenas de la esclavitud revestidas de modernidad.

Deberían darnos miedo los enmascarados de virtud, los que desean que seamos como ellos desearían que fuéramos, los que no se paran ni ante los medios, como el crimen, para defender sus fines; aquellos a los que les damos miedo cuando nos arrancamos la máscara de nuestros miedos y salimos a la calle sin ella, para mirarles a los ojos, a ellos, que se pasean sin máscara. Quizás entonces, se verían obligados a colocársela.

De vergüenza.

Mascara que llora

Hay 6 Comentarios

Lo que pasa es que en Brasil la población ya no ve la politica y los politicos como solución de sus problemas, la impunidad de los mismos trás todo que robán es el principal motivo de tudo que ocurre. La juventuud ya se dió cuenta que para cambiar la situacíon tiene que ir literalmente a la lucha y es lo que están haciendo.
Estamos muy cerca de una guerra civil con ò sin democracia porque los tres poderes están en conluyo contra el pueblo.

Juan, me animaste a quitar mis muchas máscaras de adulto. Me es más fácil mostrar mi nudez que quitarme mis máscaras. Pienso que cuando lo consigua empeceré a ser persona, gracias , amigo.

Muy buenos dias a todos los contertulios

Les escribo desde MIAMI esa ciudad maravillosa, en verdad MIAMI es maravillosa por todo lo que nos ofrece, la playa y se estas enfadado de la playa puedes ir a hacer compras en Collins Avenue que queda muy cercana de la orilla del mar....
La limpieza, la organización, la seguridad y toda la modernidad que hay en MIAMI....
no sin razón cerca de la mitad de la poblacion és de latinoamericanos, gente como yo, muy sencilla, pero muy conciente, gente cansada de la verborrea de DIlma o de Lula, o de CRIstina Kirchner o de Chaves o de Maduro, o del índio Morales.....
En resumen, latinoamerica no funciona y tampoco funcionará en el porvenir, toda la modernidad viene desde afuera, los latinoamericanos son tan o más inutiles que los Españoles o Portugueses....
MIAMI es maravillosa porque el pueblo la hace maravillosa, no es como en Brasil donde dicen que RIO de Janeiro es maravillosa, pero es una ciudad muy violenta, muy promiscua, muy sucia, por fin los brasileños y todos los latinoamericanos estan acostumbrados a oir mentiras.....
Ahora les pido permiso para poner a idea de otro brasileño que como yo, está muy cansado de las mentiras latinoamericanas.....
.."Com crise ou sem crise os Estados Unidos são o melhor lugar pra se morar e ganhar dinheiro mas precisa falar fluentemente o ingles pra pegar os os bons empregos, senão vai limar esgoto,e mesmo assim tira mais que no Brasi. Precisa acabar aqui com essa mentalidade antiamericana que pra mim é dor de cotovelo e inveja.Gosto da histeria americana, a Revolucao Americana é a mãe das revoluções, a unica que deu certo and The End"....
Bueno asi es la cosa, a todos que estan en latinoamerica les deseo que se mueran de envidia y para los que tengan el coraje, que abandonen está tierra llena de parásitos y vengan a sentir el aire de la democracia y de las oportunidades....
Por Fin, eses "black blocks" son los más estupidos que no vale la pena escribir sobre elllos.....
Saludos desde MIAMI

Um saudo Sherezade! Lula da miedo cuando dice que los del PT deben ocupar la calle. Pero al menos defiende a Dilma. Quizas me equivoque, pero tengo la impresion de que cada vez mas, la gente,las sociedades en todas partes del mundo son mas conscientes de la hipocresia de sus politicos, de sus tejemanejes, de las diferentes formas de violencia como las mencionadas en este post y que son las mas importantes por que producen todo lo demas . Costara, pero las elites extractivas tienen sus dias contados.

Israel, você tem toda a razão, você é muito inteligente! :) Esses mascarados são nada mais, nada menos do que militantes petistas. A mando de Lula e de Dilma para amedrontarem as pessoas que querem sair pacificamente nas ruas. O PT teve que arrumar uma solução urgente para 2014: Copa do Mundo que vai ser ganha pelo Brasil (vitoria comprada pelo PT). Já imaginou se uma multidão protestando nas ruas, estádios, etc atrapalha o espetáculo? Un saludo! :))

En la epoca de la guerra fria, en una manifestacion anticapitalista en la Alemania Occidental, un policia disparo y mato a un joven manifestante. Los disturbios se multiplicaron por mil. Hace pocos años ese policia confeso que los hizo trabajando para la Stasi; se trataba de crearle problemas a Occidente. Hasta que punto se puede estar seguros, en esa democracia, de que los Black Bloc no estan dirigidos por el aparato de seguridad del Estado? efectivos son; la moda de ir a manifestaciones se apaga rapido. Y sin violencia policial contra los pacificos. Un exito.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y escritor traducido en diez idiomas. Fue corresponsal de EL PAIS 18 años en Italia y en el Vaticano, director de BABELIA y Ombudsman del diario. Recibió en Italia el premio a la Cultura del Gobierno. En España fue condecorado con la Cruz al Mérito Civil por el rey Juan Carlos por el conjunto de su obra. Desde hace 12 años informa desde Brasil para este diario donde colabora tambien en la sección de Opinión.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal