La vicepresidenta y el precipicio

Por: Luis Barbero | 22 ene 2012

Soraya_Saenz_Santamaria

Hechos. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dado aliento a la idea de que la Junta de Andalucía se encuentra en suspensión de pagos al manifestar su “gran preocupación” sobre las cuentas de la principal institución que gobiernan los socialistas en España. Ha abundado, de esta manera, en la estrategia del líder del PP andaluz, Javier Arenas, quien lleva varios días sembrando dudas sobre la herencia que puede recibir el 25 de marzo si gana las elecciones autonómicas y alimentando la creencia de que hay innumerables facturas en el cajón sin pagar.


El Ejecutivo autónomo de José Antonio Griñán se ha revuelto y ha elevado una queja formal por las declaraciones de la vicepresidenta en la solemne rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La respuesta de la Junta es que se trata de una sospecha “infundada” y ha alertado del daño que estas afirmaciones pueden hacer en un momento de turbulencias financieras y de dificultades de las administraciones para colocar deuda en los mercados.


Datos.La salud financiera de las comunidades tiene dos termómetros fundamentales: el déficit y la deuda. En ambos casos, según el Banco de España, Andalucía se encuentra en la zona templada de la tabla autonómica. En septiembre de 2011, el déficit de Andalucía se situaba en el 1,11%, cuando el objetivo fijado para todas las comunidades autónomas era el 1,3% para todo el ejercicio (es posible que cuando se liquide el año se supere ligeramente este porcentaje). La media de las autonomías en el tercer trimestre se situó en el 1,19%. Es decir, Andalucía estaba justo en la media. Destacaban como buen cumplidor la Comunidad de Madrid, cuyo déficit se situó en el 0,47%, y como malos alumnos, Castilla-La Mancha (4,8%) y la Comunidad Valenciana (2,32%).


En cuanto al endeudamiento, también referido a septiembre de 2011, la deuda de Andalucía en relación a su PIB se situaba en el 9,3%, tres puntos por debajo de la media de las comunidades autónomas (12,4%). En este caso, Madrid sacaba también de las mejores notas (7,7%) y la Comunidad Valenciana (19,9%) y Castilla-La Mancha (17,2%), de las peores.


Conclusión. O bien la Junta de Andalucía está engañando al Gobierno (al anterior y al actual), al Banco de España, a las agencias de rating (y a todo el mundo) y entonces hay que exigir responsabilidades a sus mandatarios por ello, o bien las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno hay que enmarcarlas en la batalla partidista del 25 de marzo y destilan una profunda irresponsabilidad. No puede utilizarse el Consejo de Ministros para cuestionar la situación financiera de una autonomía como si fuera un acto de partido.


Si la Junta está realmente en suspensión de pagos (¡en una situación similar a Grecia!), Andalucía tiene un problema muy grave… pero España también. Y el Gobierno de Rajoy debe ser el primer interesado en aclarar, de forma urgente, si la comunidad está al borde de la quiebra o Santamaría ha hecho un uso espurio de la atalaya privilegiada de la portavocía del Gobierno para hacer campaña electoral y empujar aún más a Andalucía (y a España) al precipicio.

 

Hay 3 Comentarios

THe raping & plundering of Andalucia is a disgrace,.how the whole world laughs at the pathetic PSOE and their corrupt actions ERE's plundering of money for the unemployed-NO SHAME
Look how they deny the legitimate company EMED of a legal and legitimate mining concession with their corrupt actions.There are 1200 employment opportunities for local citizensCitizens of Andalucia must not allow the PSOE to enter parliament after March 25

"Y el Gobierno de Rajoy debe ser el primer interesado en aclarar, de forma urgente"
No vale sólo con hablar, pueden y deben demostrar lo que dicen, no vaya a ser que sea como cuando decía Arenas que el modelo a seguir era el de la Comunidad Valenciana, que ha sido rescata de la ruina y debn es su deber como Gobierno Rajoy, debes de hablar , decir algo no vaya a ser que vuelvan a autocorregirse, esperemos que sea y no se desmientan como hacen ultimamente. Ok


Los temores de la Vicepresidenta están más que justificados, no sólo por lo que se han encontrado los nuevos gobernantes que han accedido a las distintas administraciones en toda España ( una sistemática ocultación del estado real de las cuentas públicas tras todo tipo de argucias contables) sino por las revelaciones que viene haciendo en estos días el diario ABC acerca de las instrucciones dadas por la Presidencia de la Junta para escamotear de los resultados de 2011 todo tipo de facturas. En otras autonomías, podría hablarse de simple despilfarro o de mala gestión por irresponsabilidad e incompetencia pero , en el caso de Andalucía, las sospechas deben ir mucho más allá. Tras más de treinta años de poder omnímodo, el PSOE ha dado muestras abundantes de hasta qué punto creía que nadie le pediría nunca cuentas por sus prácticas corruptas. El caso de los EREs, el más grave de los acontecidos durante la democracia en cuanto a daño al erario, es un indicio pavoroso de cuanto pueda esconderse bajo las alfombras de ese socialismo caciquil, modélico en su capacidad viciosa para la contumacia en el saqueo del dinero público.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Luis Barbero

(Madrid, 1970) es licenciado en Ciencias Políticas y periodista. Desde 1995 trabaja en la delegación de EL PAÍS en Andalucía. Desde 2008 es el delegado en esta comunidad

Sobre el blog

Una mirada de lo que ocurre en España (y si se tercia un poco más allá) alejada de Madrid, epicentro de casi todo, pero no de todo. Punto de partida: el sur.

Eskup

Archivo

julio 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal