Una España en blanco y negro

Por: Luis Barbero | 12 jul 2012

PeticionImagenCAV3E4HT

Los sucesivos recortes que los gobiernos de PSOE y PP han aprobado desde mayo de 2010 están propiciando una profunda transformación social de España, un país que antes de la actual crisis había sumado casi tres lustros de una prosperidad que parecía no tener fin. Era cuando Zapatero alardeaba de que España había superado en PIB per cápita a Italia y situaba a Francia como objetivo siguiente, cuando el optimismo estaba desbordado. Desde hace dos años, sin embargo, los ciudadanos están asistiendo, primero atónitos, luego atemorizados, a la pérdida de derechos que creían seguros, dos años que han bastado para dinamitar un sistema de protección social y de servicios públicos que había costado décadas conquistar y consolidar.


El solapamiento de crisis (económica, política, institucional…) ha abonado el terreno de la desmoralización general. La sensación de estar en un agujero negro del que es imposible escapar se ha extendido, por más que Mariano Rajoy proclame que todos los pasos que está dando son imprescindibles para salir del atolladero actual. Nadie, o casi nadie, cree ya que los sacrificios que se están haciendo vayan a contribuir a mejorar el desolador panorama.

El nuevo ajuste del Ejecutivo de Mariano Rajoy ahonda el sentimiento de pesimismo, de malestar, que ya ahoga a la sociedad. No hay ningún sector o segmento de la población que se libre de alguno de los nuevos recortes. Los ciudadanos saben (porque lo sufren) que estamos en estado de emergencia, que los mercados, Bruselas, Alemania, el Banco Central Europeo aprietan y que el margen del Gobierno, del actual y el anterior, es escaso. Pero, la patética confesión de impotencia de Rajoy en el debate parlamentario en el que anunció más ajustes (“los españoles no podemos elegir si hacer o no sacrificios. No tenemos esa libertad”) deja sin aliento.

Si Rajoy no puede hacer nada para que los españoles tengan esa libertad de elegir, ¿qué pueden esperar los ciudadanos de su Gobierno? ¿Nada? ¿Solo resignación? La sociedad está llegando a una situación límite, en la que el pesimismo se está convirtiendo en fatalismo. Un fatalismo que nos lleva a creer que la regresión es inevitable y que la única salida es volver a una España dibujada en blanco y negro. ¿Es esto lo queremos?

Hay 28 Comentarios

Es una verdadera pena pensar que nos iban a sacar de la ruína, al menos desde mi punto de vista. Si tanto sacrificio tenemos que hacer los españoles ( impuesto no nos equivoquemos), porqué no empiezan por ellos mismos dando ejemplo. Dónde está la incompatibilidad de los políticos, donde están las jubilaciones millonarias, donde están los gastos complementarios al sueldo de los políticos, donde está la seriedad de estos gobernantes que nos están axfisiando. Si tenemos una democracia es para que todos la cumplan no sólo el pueblo.

¿Para qué nos sirve hablar de situación límite, de pesimismo, de fatalismo? ¿Nos lleva a lo inevitable y a una España en blanco y negro? Sí, si nos rendimos a ello. No, si tomamos en positivo lo que está ocurriendo. ¿Qué hemos de aprender cada uno de nosotros de ello? Para mí, estamos perdiendo mucha energía en la confrontación y dedicando muy poca a la solución. ¿Estamos realmente abiertos a prosperar de verdad, con los pies en la tierra, sin espejismos, sin cargas ni ataduras del pasado, sin ideas fijas que nos limitan de entrada? A mí se me ocurre aquí proponer la creación de un grupo multidisciplinar de trabajo con emocionalidad serena, abierto al diálogo y a la búsqueda de soluciones y con poder para influir en positivo en nuestra sociedad. ¿Quién se apunta? Mi correo es sistemica.c.surroca@gmail.com.

Desde luego que no. Si antes vendían optimismo, ahora venden fatalismo. Lo que no se entiende es cómo les sigue quedando crédito (del otro) cuando insisten con política de especulación y mercadillo tal que así: http://www.elcaptor.com/2012/07/ofertas-en-las-rebajas-inmobiliarias-de.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Luis Barbero

(Madrid, 1970) es licenciado en Ciencias Políticas y periodista. Desde 1995 trabaja en la delegación de EL PAÍS en Andalucía. Desde 2008 es el delegado en esta comunidad

Sobre el blog

Una mirada de lo que ocurre en España (y si se tercia un poco más allá) alejada de Madrid, epicentro de casi todo, pero no de todo. Punto de partida: el sur.

Eskup

Archivo

julio 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal