¿Por qué cae el paro?

Por: | 08 de octubre de 2012

Continúa el revuelo por el dato de paro de septiembre. Jack Welch la montó en las redes sociales, al acusar al equipo de Barack Obama en Chicago de manipular el indicador a un mes de las elecciones presidenciales. Bajó tres décimas, al 7,8%, cuando se esperaba subiera al 8,2%. Es difícil pensar que un Gobierno sea lo suficientemente competente como para llevar adelante, y más aún con éxito, una conspiración así. Es cierto que políticamente, el indicador puede ser bueno. Pero económicamente no está nada claro. Ya cuando se publicó el informe de agosto, muchos analistas anticiparon que caería del 8% antes del refrendo de las urnas. Se fijaron en la tendencia de dos componentes que sirven para explicar por qué cae realmente el paro en EE UU.

Jack

     La marcha del mercado laboral en EE UU se mide a partir de dos encuestas. El sondeo de la Payroll Survey dio la creación neta de 114.000 netos el mes pasado, a mitad de camino de lo que se necesitaría para absorber el crecimiento de la población sin cambiar la tasa de participación laboral. El del Household Survey, de donde se saca el paro, habla de 873.000 puestos de trabajo netos. Pero en este caso se debió a que hubo 582.000 empleos ocupados a tiempo parcial por razones puramente económicas, que es la manera técnica de decir que están forzados por sus empresas a trabajar menos horas de las que desearían. Es por este último detalle por el que se desconfía en Wall Street de la sostenibilidad en el dato de paro, y refleja la lenta recuperación.
     De hecho, el indicador de empleo de septiembre no cambia en casi nada la situación real en el mercado laboral en EE UU. La acusación de manipulación del expresidente ejecutivo de General Electric, de hecho, cobra cuerpo por la frustración con la marcha de la economía. Y aunque el informe de septiembre puede ser calificado como bueno, pone de relieve también otros problemas. Aquí llega el segundo factor que explica la caída del paro. La tasa de participación subió en septiembre al 63,6%. Hasta ahí todo bien, porque representa una mejora respecto a la contracción vista en meses anteriores. El problema es que sigue a niveles de hace tres décadas. Si ese índice hubiera estado estable durante el último año, el paro sería ahora del 8,4% y llegaría al 11% si estuviera a nivel de 2009.
     Otro dato más para el debate. Si a las personas que trabajan involuntariamente a tiempo parcial se le suma las que no buscan empleo de forma activa y se combinan con los parados, el índice de subempleo es del 14,7%. Este indicador no cambia desde agosto, lo que reafirma las dudas sobre la sostenibilidad de la mejora. Y por concluir, no es manipulación pero la caída del paro podría tener en parte motivo por las elecciones en EE UU, ya que el empleo a tiempo parcial suele asociarse con el reclutamiento que hacen los grupos políticos para las campañas, y eso se ve precisamente en el hecho de que gran parte de los nuevos empleos se generaron en el grupo de edad de los 20 a 24 años. Se verá en el dato de noviembre. Nada de conspiraciones, pero las anomalías son evidentes.

 

Hay 3 Comentarios

La economia sumergida ahora está mas todavia, despues de la subida del IVA 3 puntos, cualquier autonomo ante la disyuntiva de perder a un cliente, rehusa hacerte una factura y por lo tanto, ese movimiento de dinero, no existe cara al Fisco. Todos lo comprobamos diariamente.

Ya quisiéramos en España que aunque sean menos horas que empiecen a trabajar los parados, creo que por algo debe empezarse. Las empresas no se crean en un año, cuesta muchos en formar una empresa de 10 trabajadores.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Wall$treet Report

Sobre el blog

“El dinero no duerme”- Gordon Gekko. La actividad en la plaza neoyorquina no cesa con el toque de campana y desborda como una crecida la calle del muro.

Sobre el autor

Sandro Pozzi

, italosevillano, loco por el kimchi. Sobrevivió siete años en Bruselas y desde hace ocho, en Nueva York.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal