Sin casas para comprar

Por: | 19 de octubre de 2012

Interesante detalle en el último dato de vivienda de segunda mano en EE UU, en un momento en el que se empieza a hablar de recuperación del mercado inmobiliario. Las ventas cayeron entre agosto y septiembre un 1,7% debido, principalmente, a que no hay propiedades suficientes a la venta. Es algo que me comentó un vecino hace algunos meses, cuando empezó a buscar casa aprovechando los bajos precios y tipos de interés por los suelos. Pero pensaba que las estrecheces en el inventario de vivienda usada era algo que se acusaba más en el caso de la ciudad de Nueva York.


Homesales

     Este segmento representa el 85% del mercado de la vivienda, por lo que es un dato muy fiable sobre el estado del sector. Hubo caídas mensuales en todas las regiones, sobre todo en las zonas en las que se convierten casas embargadas en vivienda de alquiler. Pero si se compara con el dato de hace un año, el ritmo de 4,75 millones de unidades anuales vendidas es un 11% más alto y la tendencia indica crecimiento a largo plazo. Los precios registraron un incremento similar en el año, algo que no se veía desde noviembre de 2005, cuando empezó a forjarse el anterior boom.
     Los indicadores muestran que el sector se estabiliza tras seis años de corrección. Aunque como señalan en Moody´s, se está en un escenario típico en el que "lo débil se convierte en robusto". Los principales ejecutivos de JP Morgan Chase y Wells Fargo dicen que ya se giró la esquina, y eso se reflejó en las cuentas trimestrales. El de Bank of America, el mayor prestamista del país, es más cauto y prefiere decir que se está cerca. Como los analistas de la agencia de calificación, recuerda que el punto de partida es muy bajo y cualquier incremento parece espectacular.
     Esta falta de casas para vender permiten subir los precios y ayudan a explicar otro dato publicado esta semana. Para atender la demanda, los constructores deben producir más viviendas. Las nuevas obras crecieron un 15% en septiembre, hasta las 872.000 unidades anuales. Es un ritmo que no se veía desde julio de 2008 y representa un incremento del 43% en un año. Los permisos para iniciar nuevos proyectos lo hicieron un 23%. Pero, de nuevo, el volumen actual de construcciones está a mitad de camino de lo que sería una situación normal. Recuperación, sí, pero con asteriscos.

Hay 3 Comentarios

Precios de la vivienda han subido en todas partes del Miami EE.UU. es también eficaz con este alto precio. Sin embargo, algunas áreas de Miami que tienen un precio razonable tanto como comparar a otros.

Dudo de la veracidad de estos análisis, pues todo depende del lugar en el que se haga. Hay ciudades que se estan quedando desiertas pues no hay empléo y la gente emigra. Allí hay toda la vivienda a precio bajo que se desée. Otro de los problemas es que la mayoría de las casas modernas se han construído en urbanizaciones emplazadas en los suburbios, a buena distancia de las grandes ciudades, y esto es un problema a causa del aumento del transporte -el precio de la gasolina-. Otro detalle importante que le aumenta negatividad, es el tamaño de las casas, que al ser muy amplias, lastran considerablemente el presupuesto en verano por el aire acondicionado y en invierno por la calefacción. Finalmente, tampoco me creo las estadisticas de creación de empléo -es facil de manipular- y son demasiados los desempleados. No hace falta aclarar lo obvio: En tiempos inseguros o de crisis, la gente no tiene ganas de endeudarse, además de que los bancos tampoco son tan generosos con los préstamos, como lo fueron antes de la crisis, a menos que haya un aval válido. En las grandes metrópolis siempre hubo y habrá un problema de escacés de vivienda, y esto es aplicable a todos los países industrializados o de numerosa población; es una consecuencia lógica de la ley de la oferta y la demanda.

Recuperación si, pero otra burbuja inmobiliaria no por favor.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Wall$treet Report

Sobre el blog

“El dinero no duerme”- Gordon Gekko. La actividad en la plaza neoyorquina no cesa con el toque de campana y desborda como una crecida la calle del muro.

Sobre el autor

Sandro Pozzi

, italosevillano, loco por el kimchi. Sobrevivió siete años en Bruselas y desde hace ocho, en Nueva York.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal