Buena suerte inversor de JPMorgan

Por: | 15 de marzo de 2013

Nuevo palo para la imagen JP Morgan. Mejor dicho, dos. La Reserva Federal acaba de darle un aprobado condicional a los planes de capital que le entregó la entidad que dirige Jamie Dimon, por lo que no podrá distribuir dividendos entre los accionistas hasta que haga algunos ajuste. Lo mismo pasó con Goldman Sachs. Este es un problema subsanable. El revés más duro llegó poco después desde el Senado, en el informe de la investigación a la conocida "ballena de Londres", que ocasionó pérdidas de 6.300 millones de dólares en una cartera de derivados estructurada con deuda europea. Y lo que dice el documento no es bonito ni para la reputación de Dimon ni para la entidad en su conjunto.

Dimon

     ¿Sabía la cabeza ejecutiva lo que pasaba en Londres? ¿O prefirió ocultarlo? Por lo que se desprende de la investigación, parece que fueron las dos cosas. Eso, para el inversor, no es una buena noticia. Es casi imposible saber cómo JP Morgan está manejando el riesgo y eso hace complicado el análisis de los resultados que presenta cada trimestre, por mucho que Jamie Dimon insista en las conferencias con analistas que la entidad es una "fortaleza financiera" y presuma públicamente de ser el mejor gestor del riesgo. Pero viendo la nota que le dio la Reserva Federal en las últimas pruebas de estrés, parece que hay alguna vulnerabilidad en esa afirmación. O quizás sea el primer ejemplo de que empieza a abandonarse el mantra del "demasiado grande para quebrar".

Levin

     Lo rápido que pueden cambiar las cosas. Dimon pasó de ser una de las personas más respetadas del sector financiero en Washington a una especie de diablo. El informe del comité del Senado, de unas 300 páginas, construido a partir de 90.000 documentos y dos centenares de conversaciones telefónicas, acusa al equipo de gestión de JP Morgan de haber ignorado sus propios límites a la hora de gestionar el riesgo, de manipular sus modelos y controles y de obviar las alertas internas. Pero lo más grave para el consejero delegado es cuando se dice que intentó ocultar información a los inversores y al propio Congreso. De hecho, los investigadores señalan que no pueden dar una cifra exacta de las pérdidas porque le faltan datos. Ese fondo se desmanteló hace meses.

Jpmorgan

     El senador Carl Levin, que preside el comité que realizó la investigación, tiene intención de acudir al Departamento de Justicia para que abra una investigación formal a JP Morgan. Explicó que lo decidirá tras escuchar a Ina Drew, quien fuera responsable de la división de inversión cuando se produjeron las apuestas fallidas desde la oficina en Londres. La ejecutiva dejó su cargo en mayo del año pasado, a los pocos días de que Dimon admitiera el multimillonario error. Nadie irá a la cárcel por haber metido la pata en una inversión. Para llegar a ese extremo, el regulador debería demostrar que hubo una conducta maliciosa. La acción de JP Morgan remontó un 60% desde que estalló el escándalo. 

 

Hay 4 Comentarios

Hemos compartido el post por aquí https://www.unience.com/blog/xiscom/de_la_ballena_de_londres_o_como_arruinar_a_tu_banco

Lo de desmostrar conductas maliciosas es imposible, el problema está en los incentivos.

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

►►►Este VIDEO HACE FUROR!!
Mira Como BORRAR LA GRASA ABDOMINAL De Una vez Por Todas!!
✔ Sin Esfuerzo
✔ Sin Dietas
✔ Olvidándote Del Gimnasio
✔ Totalmente Sano
✔ Comprobado Científicamente!!
►►►MIRA EL VIDEO GRATIS: http://su.pr/2we2i5

No te extrañes que la piratería de siglos pasados presente, en la edad contemporánea, un nuevo disfraz.. Ya no necesitan de espadas para robar y esconder lo robado. Basta con falsear los balances y montar una estructura piramidal de empresas y sub-empresas. ¡Ah, y muy importante... esconder lo robado en paraisos fiscales¡.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Wall$treet Report

Sobre el blog

“El dinero no duerme”- Gordon Gekko. La actividad en la plaza neoyorquina no cesa con el toque de campana y desborda como una crecida la calle del muro.

Sobre el autor

Sandro Pozzi

, italosevillano, loco por el kimchi. Sobrevivió siete años en Bruselas y desde hace ocho, en Nueva York.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal