Molinos sin poste

Por: | 28 de mayo de 2013

Iberdrola tiene un importante rival en el negocio de la energía eólica en EE UU que no puede perder de vista. Se trata de Google. La ambición y los recursos parece no tener límites. Hace tres años, la mayor compañía en Internet se hacía con el aprobado de los reguladores para crear su propia compañía energética y anunciaba una primera inversión de cerca de 40 millones de dólares en un proyecto desarrollado por la firma NextEra Energy Resources para construir dos granjas eólicas en Dakota del Norte. Ahí es donde se encuentra uno sus los centros de datos. Ahora Google X, el laboratorio tecnológico que dirige Sergey Brin, el mismo equipo de investigación que está detrás de las gafas robóticas o de los coches autónomos, da una vuelta de tuerca a la estrategia energética de la puntocom con la compra de Makani Power.

Google

     Se trata de una firma californiana que desarrolla molinos de viento sin poste. Las turbinas, en lugar de estar fijas en tierra, se colocan en grandes cometas de 8 a 65 metros de envergadura. Los rotores funcionan a la vez de élices para el ascenso y de generadores de electricidad cuando toman altura. Suelen estacionarse a entre 40 y 600 metros, donde el viento sopla mucho más fuerte y de una manera más constante. El primer prototipo genera unos 30 kilovatios de electricidad, pero creen que con las cometas más grandes pueden llegar a los 600 kilovatios, lo que haría esta tecnología competitiva frente a las turbinas tradicionales sobre mástiles y los paneles solares convencionales. De hecho, piensan que pueden producir energía a la mitad del coste actual. Google llevaba tiempo cooperando con esta empresa emergente.

Makani

     La operación refleja como la innovación y el interés por las energías renovables se funden en una. Google necesita una ingente cantidad de electricidad para poder alimentar sus granjas de servidores. Para reducir las emisiones mientras crecen sus centros de datos, la sociedad que dirige Larry Page invirtió más de 1.000 millones de dólares en proyectos que van desde instalar panales solares en su sede central en Mountain View hasta comprar cerca de 260 megavatios de potencia en energía eólica, según el Libro Blanco publicado en abril. El 30% de la electricidad que consume le llega de fuentes renovables. El objetivo es llegar al 100%. Ya lo dijo Page en la conferencia de desarrolladores de aplicaciones: "Google X se centra en átomos de verdad, no en bits". Y ahí buscan las oportunidades de negocio.

Page

     Google Energy, como se conoce su filial energética, tiene capacidad para vender su propia electricidad en el mercado abierto y negociar precios. Hay 1.500 empresas en EE UU que cuentan con subsidiarias para así poder gestionar mejor los costes. Mirando más hacia el futuro, también hace tres años anunció el proyecto Atlantic Wind Connection, que esencialmente se trata de una infraestructura de cable para conectar granjas eólicas en la costa atlántica. Page es el primero en admitir al comentar la compra de Makani que el camino hacia una energía limpia viable está lleno de ideas y sueños fracasados. Este último llevará tiempo desarrollarlo, si es que al final da algún resultado. El dinero para intentarlo lo tienen, y también el talento para darle forma.

Hay 2 Comentarios

Estos de Google se meten en todos, los condenaos. No les basta con ser Skynet, ahora también quieren darnos energía...

Analicia, la mulata, en la pestaña de "La chica de WyQ" (a la derecha del todo)
http://www.warrantsyquinielas.com

Y warrants, y la quiniela de la jornada, y bitcoins, foro WyQ, información financiera, y música, y oro, y... mucho más

"Los rotores funcionan a la vez de élices para el ascenso y de generadores de electricidad cuando toman altura." Será "hélices". Cada vez tenéis más faltas de ortografía.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Wall$treet Report

Sobre el blog

“El dinero no duerme”- Gordon Gekko. La actividad en la plaza neoyorquina no cesa con el toque de campana y desborda como una crecida la calle del muro.

Sobre el autor

Sandro Pozzi

, italosevillano, loco por el kimchi. Sobrevivió siete años en Bruselas y desde hace ocho, en Nueva York.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal