Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

« Las voces internas | Inicio | Las caras de la luna »

11 diciembre, 2006 - 33 comentarios

La comida

La comida de aquí no es mala, como muchos piensan. Suele haber paella, flan de huevo, pan del día, pollo, carnes magras y también fruta. La comida está muy bien, la verdad; lo que ocurre es que cuando te vuelves enfermo te pones enseguida muy exquisito del paladar. Lo mismo pasa cuando estás preso o cuando te llaman de la mili. Siempre quieres algo mejor, siempre te aburres con lo que hay. Las personas encerradas, en general, solemos ser un poco tiquismiquis y también mal agradecidas.

Mucha gente piensa que aquí somos flacos, escuálidos y traslúcidos a causa de la mala alimentación. Y eso es falso. Yo tengo la suerte de ser el enfermo mental más gordo de todo Cataluña y el reino de Aragón, con 113 kilogramos exactos en la báscula. Y creo que también soy el que tiene más dientes, pero esto nunca se ha llegado a confirmar.

A mí, más que comer, lo que me agrada es acumular los alimentos, tocarlos y hacer con ellos naves espaciales. Por eso, desde siempre, me siento a la mesa con los internos más flacuchos de cada hospital. En la actualidad comparto los almuerzos y las cenas con el Gelatinas (38 kgs.), con el Vizconde (40 kgs.) y con el Niño Andoni (35 kgs.). Entre los tres hacen el mismo peso que yo cuando estoy desnudo.

El Vizconde, por ejemplo, nunca prueba alimentos que contengan el color amarillo. Es decir que los días que hay paella y flan de huevo, él se queda en ayunas y yo tengo ración doble de segundo y postre. De ningún modo se puede decir que le hurto la comida: él me la ofrece siempre, con sus regios modales.

El Vizconde sigue a rajatabla un código de buenas costumbres muy singular en la mesa y en su vida diaria: saluda siempre a cada paloma con un buenas tardes, rechaza los alimentos según el color, únicamente golpea a la gente cuando está dormida, mastica el agua treinta y tres veces antes de tragar, nunca se lleva a la boca cucarachas en presencia de enfermeras, y según dice, sueña en francés. El Vizconde no es de mis mejores amigos, pero me siento con él a la mesa porque deshecha lo amarillo.

El Gelatinas sí es mi amigo. No voy con él porque sea escuálido sino porque es una buena persona. Y también porque al estar a su lado, me siento un poco más cerca de su hermana Francisca. Pero, todo hay que decirlo, también me aprovecho de sus raciones.

Ocurre que el Gelatinas se mueve todo el tiempo a causa de un tic nervioso (de allí su nombre de guerra), y arroja al suelo la mitad de lo que se lleva a la boca. El pobre ha intentado con tenedores de siete dientes, con cucharas ortopédicas, y hasta ha probado comer directamente del plato, como los perros y los etíopes, pero todo le resulta vano. Siempre el suelo queda perdido con los restos de almuerzo del Gelatinas. Yo lo que hago es sentarme a su lado, darle conversación, e ir trayéndome las sobras caídas con el pie, para que parezcan sobras mías. Después, cuando nadie me observa, las pongo en una bolsa y me las voy comiendo durante el resto de la tarde.

Las mesas del Institut son para cuatro personas. Como he dicho, yo me siento al lado del Gelatinas y frente al Vizconde. En diagonal, entonces, tengo al ser más repugnante del hospital: el Niño Andoni.

Éste es un enfermo de 40 años, o quizás ya más, que se siente un bebé pequeño. En general los bebés pequeños actúan de forma repugnante pero se les perdona porque hace poco tiempo que están en el mundo. Pero cuando a estas mismas cosas las hace un señor nacido en 1965, y con un bigote enorme, ya da un poco de asco.

El Niño Andoni se caga en cualquier sitio, por ejemplo. Pero lo peor no es eso, sino que cuando lo hace, en lugar de ir a cambiarse al baño, se echa al suelo y llora. El Niño Andoni se ríe cuando te escondes detrás de una servilleta y después apareces diciendo “aquí ta”. Eso no es malo. Lo malo es que te pide que lo vuelvas a hacer, y después otra vez, y otra, y otra. Jamás se aburre con ese juego, y tú puedes perderte toda la tarde haciéndolo feliz. El Niño Andoni es tan repugnante y absurdo como un bebé de diez meses, pero sin la ventaja de ser mono y tierno.

Lo único bueno que tiene el Niño Andoni es que, cuando estamos en la mesa, solamente toma los alimentos que pueden meterse dentro de un biberón. Toma el puré, toma la sopa y se bebe el agua. Pero las patas de pollo, las judías, las manzanas, las patatas y los cachos de pan los deja intactos. Yo siempre le miento que en mi habitación tengo una trituradora; le digo que me llevo las sobras para hacerle la papilla por la tarde, y él me sonríe y asiente. Después le hago el juego de la servilleta y se olvida de todo, como le ocurre a las criaturas pequeñas.

Si no fuese por mis tres amigos escuálidos, yo no podría mantenerme en este peso ideal, robusto y fornido, ni podría jugar todas las tardes con la comida ajena.

Hay 33 Comentarios

Comentario # 1
[por mariola]

Mi nave espacial favorita es la de 'Acción Mutante', de Álex de la Iglesia

Comentario # 2
[por Cristina]

A mí me pasaba lo mismo en el comedor de mi colegio, cuando era pequeña.
Yo nunca podía cenar porque mi padre quemaba todo lo que pillaba, asi que me sentaba con los que menos comían y me guardaba en un tuper lo que se dejaban.

Una vez me pilló una monitora, pero era muy maja y no dijo nada

Comentario # 3
[por f Nagore]

Yo a mi hermano le cambiaba las papas a cambio de la carne... y no es que fuese vegetariano, es simplemente que está en la misma onda que tus compañeros de almuerzo. Aunque lo de no comer amarillo lo entiendo, sobre todo el no mezclar ciertos colores. Ante todo hay que tener gusto al comer! xD

Comentario # 4
[por xosé]

Mi padre tenía un secadero de jamones. Como mis hermanos y yo estábamos hasta las narices de comer jamón, cambiábamos nuestros bocatas en el patio por los de nocilla. Había tortas por cambiárnoslos ....

Comentario # 5
[por paula]

Xavi, hay un libro muy bonito. Seguro que te encanta: "El curioso incidente del perro a medianoche". El prota, que es un poco como tú, nunca mezclaba colores cuando comía. Si te lo lees, te molará.

Comentario # 6
[por Xavi L.]

¿Y te lo puedes bajar por Internet? Es que no me dejan ir mucho a las librerías.

Comentario # 7
[por laura ]

hooolaaa

Comentario # 8
[por alcaparra azul]

Pues que suerte teneis, con la comida, claro... Sobre todo tu, que por lo que veo te hinchas de sobras... Yo la verdad es que no tengo primero, ni segundo, es decir tengo plato unico, y cuando hay hambre las esquisiteces se olvidan. Es lo que tiene ser estudiante, eres pobre, cocinas mal (cada vez mejor) y normalmente solo comes en condiciones cuando vas de visita a ver a tus padres, o a tu abuela. Estoy deseando que llegue la navidad, basicamente para arrasar con el marisco prohibitivo.

Veo que estas contento con tu peso. Haceis algo de ejercicio? No solo mental me refiero.


Cuanto tiempo llevas ahi?. Esperas algun dia salir?.

Sigue cuidandote.

Comentario # 9
[por Xavi L.]

Hola Alcaparra,
hago bastante ejercicio, un día te lo mostraré. Estoy en este hospital hace cuatro años y es el mejor en el que he estado.
Ojalá puedas comer más cosas en el futuro.

Comentario # 10
[por Merche]

Creo que este blog solo sirve para ridiculizar y reirse de una enfermedad mental He trabajado durante bastante tiempo en el cuidado y guiado de personas con esquizofrenia y he aprendido cosas maravillosas pero también he sufrido mucho por ellos. Ya me habían hablado de este blog y lo he analizado bastante, aumentando mi enfado con cada cosa que leía. Por favor Xabi prodrías dedicarte a otras cosas que a inventar estupido/ingeniosas historias que dejen en ridiculo a esta terrible enfermedad, estoy segura de que tu creatividad se podría canalizar en otras direcciones.

Comentario # 11
[por contrariada]

Si hay alguna comida cuyo color no te guste mandamela plis.A mi me hace juego de cualquier color aunque comer cosas rojas me da mala suerte.

Comentario # 12
[por Krodo]

Merche, has leido la opinión de su doctor??
Xavi, recuperate pronto.

Comentario # 13
[por Admiradora]

Hola Xavi
Como estas? ya veo que estas muy bien alimentado. No seas guarro y no recojas comida del suelo.
Merche guapa dedicate tu a otra cosa,no nos prives del blogg de Xavi, creo que Xavi se lo pasa bomba con su blogg y se rie el mas de nosotros que nosotros de el.
Tu a lo tuyo Xavi que nos das muchas alegrias

Comentario # 14
[por Merche]

Krodo, ¿de verdad crees que existe tal doctor? ¿qué doctor en su sano juicio haría una prescripción de ese tipo a un enfermo de esquizofrenia? TODO es una GRAN MENTIRA, y el problema es que ¡se está jugando con una enfermedad!

Comentario # 15
[por Xavi L.]

Hola Merche,
creo que has leído mal: aquí con lo que se está jugando es con comida.

(Y no escribas con mayúsculas, que pareces loca).

Comentario # 16
[por El_Arcangel]

esto es una prueba

Comentario # 17
[por Merche]

Mal va a ir el mundo con gente sin escrúpulos como tú.
No te preocupes que no voy a escribir más ni con mayúsculas ni minúnsculas. Solamente espero que la gente, y un periódico de prestigio como El País vea lo que realmente estás haciendo y lo que implica, y le hagan un merecido vacío a tu blog.
Desde aquí me despido con mi último acceso a este bodrio de palabrería de quién creo que no es más que un escritor frustrado. Aaaadios.

Comentario # 18
[por paula]

Merche: He salido mucho tiempo con un persona que tenía un problema mental. No me lo tomo a mal. Ni él. Lo mismo que cuando lo muestran en el cine, en la tele y en otros sitios. No se está ridiculizando, en mi opinión, de verdad. Es importante que te tranquilices y tomes distancia. Y, como decía mi abuelo, siempre hay una opción final: apagar la tele, no conectarse o apagar la radio. ¿Fácil verdad?

Comentario # 19
[por El_Arcangel]

Hola Xavi. No te imaginas el trabajo que me ha costado poder entender (porque soy una persona normalita)como se hacen ciertas cosas. En fin, después de hacer 5 ó 6 intentos ayer,por fin te puedo escribir estas líneas. Ayer intentaba decirte que por aquí,el sur,hace un frio que no es ni normal y que mis manos se están resintiendo porque tengo la circulación malamante (como dice mi madre) y me salen sabañones y todo. También te decía que lo de jugar con la comida pues que no sé muy bien. Hasta cierto punto, vamos, hasta que se corrompe y huele y tal. También te preguntaba si íbais a hacer algo en Navidad, a saber, fiesta, teatro o algo así.

Un saludo de El_Arcangel

Comentario # 20
[por Xavi L.]

En Navidad, como siempre, vendrá a buscarme la señora que dice ser mi madre y me llevará al sitio que dice era mi casa. Después me regalará unos calcetines, un garrote nuevo de plástico y me traerá otra vez aquí, que sí es mi casa y donde están mis amigos.

Comentario # 21
[por Dundabeta]

¿Y qué te ha pasado con tu madre para renegar de ella?

Comentario # 22
[por Xavi L.]

Mi madre es una santa, yo no reniego de ella. Pero ocurre que la que me viene a visitar los martes y los jueves es otra señora. Tiene el cabello diferente y la mirada muy triste. Mi madre es buena y la echo de menos. No ha venido nunca a verme.

Comentario # 23
[por La Maru]

Pues yo si me lo creo todo y todo.

Besos goldos

Comentario # 24
[por raul]

... pisha , tas un poco institucionalizao ... a mi me gusta mas el aire fresco de la calle...

Comentario # 25
[por felipe]

He leido tantpo el blog como los comentarios, y apoyo la opinion de Merche. no entiendo que nadie con un minimo de sentido comun de credibilidad a lo publicado aqui. En cuanto a su aspecto cultural, deja bastante que desear. ¿Esto es arte?? Tal vez la vida lleve al autor a darse cuenta de que es en realidad estar recluido en un psiquiatrico, o tener a alguien querido alli, que para los suspicaces, no es mi caso. Hay que estar abierto a nuevs expresiones artisticas, pero lo que tu haces, es grotesco, vulgar, irrespetuoso y simple.
Sin querer cohartarla libertad de expresion de nadie, ahorraros las respuestas, que no las voy a leer.

Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal