Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

« La duermevela | Inicio | El tiempo muerto »

22 enero, 2007 - 53 comentarios

La felicidad

Desde que estoy aquí he aprendido a perder las esperanzas sobre algunas de las formas de la felicidad. Por ejemplo, sé que no será mía la felicidad del amor correspondido, ni la felicidad de los millones en el banco, ni la felicidad de pisar la hierba en el parque cuando se me antoje, ni la felicidad de elegir lo que voy a cenar esta noche. (Ay, cómo echo de menos estas formas naturales de la dicha...) Pero hay otras felicidades, pequeñas quizás, menos valoradas por la gente libre, que sí puedo alcanzar cuando quiero. Son cuatro y las voy a explicar.

1.

Nadie es feliz por no sentir dolor, nadie va por la calle diciendo “ay, qué contento estoy pues hace meses que ninguna extremidad me arde”. Sin embargo, cuando uno se quema sin querer, resulta muy agradable poner el dedo quemado en agua fría: ese instante nos provoca felicidad. A ésta la llamo Felicidad Voluntaria puesto que es de las pocas que nos podemos provocar. Yo mismo, cuando estoy triste o aburrido, me quemo el dedo con una cerilla y después me doy un buen chorro de felicidad en el lavabo.

2.

Hay otra felicidad frecuente, pero ya no depende de uno: hay que saber esperar. Cientos de veces sueño cosas horribles. Como que voy desnudo por una avenida muy concurrida, o que me despeño desde lo alto de un monte, o que el Viejo Ignasi me roba el postre, o que se me caen todos los dientes (ésta la que más). Cuando el sueño de los dientes es muy nítido, el despertar con la dentadura intacta me genera una gran felicidad que me obliga a sonreír a oscuras y, a veces, me hace ronronear y masticar el aire para sentir el rechinar de las muelas. La llamo Felicidad Ilusoria.

3.

La tercera es cruel y se llama Felicidad Proporcional. De todas, ésta es la felicidad más perversa, puesto que implica la tristeza, el dolor o la desventura de otra persona a la que odio. Es, además, una felicidad que no puedo exteriorizar frente a todos, dado que es vergonzosa. Es una felicidad secreta, taimada y esquiva, pero muy gratificante. Eso sí, frente a la gente hay que fingir preocupación o nostalgia. Último ejemplo en que fui feliz con esta felicidad: cuando mi madre se resbaló en una de sus visitas y se sacó la cadera.

4.

La cuarta es la Felicidad Corporativa, y es una de las que más me gustan porque es sólo nuestra. En el mundo de los cuerdos, nadie se siente feliz porque otro cuerdo haya hecho algo bien. Si un cuerdo escala el Everest, por ejemplo, los demás cuerdos jamás dicen “uno de nosotros ha llegado a la cima del mundo, oh, que felices nos sentimos todos los cuerdos”. En cambio, cuando un loco hace algo bueno, digno o prestigioso, los demás locos nos sentimos felices a nivel gremial. Por ejemplo, cuando Labordeta llegó al Congreso de los Diputados.

Conclusión

El hombre de todas las épocas se ha dejado la vida buscando la felicidad. La ha buscado en el poder, en el sexo, en el arte y, últimamente, en la construcción de viviendas. Pero, ¿dónde está exactamente la felicidad? ¿Está en los brazos de la mujer anhelada, en un maletín flamante lleno de dinero, en la tierna mirada del hijo, en un amanecer caribeño o en un cartón impregnado de ácido lisérgico debajo de la lengua? Nadie lo sabe...

En este hospital encontrar la felicidad, dar con esos breves momentos de dicha, es para nosotros tan complicado como lo es allí afuera para vosotros. Pero yo tengo una ventaja: todo el tiempo del mundo para practicar.

Hay 53 Comentarios

Comentario # 1
[por Julio]

excelente xavi
Saludos

Comentario # 2
[por pepito]

1

Comentario # 3
[por PEtEr]

Intenta no alegrarte del mal ajeno, eso nublará tus otras felicidades, las tuyas, las importantes.

http://somosnadie.wordpress.com

Comentario # 4
[por Carrero]

Una forma muy original de buscar la felicidad, estoy contigo en eso de que también está en las pequeñas cosas...

Comentario # 5
[por SHARPE]


Muy interesante tu concepto de la felicidad..por cierto soñar que se caen los dientes tiene que ver con la muerte, en muchas ocasiones es premonitaria..algun ser querido o amigo la palmará y no lo digo por joder. Claro que tu cerebro va por libre...

Comentario # 6
[por Malena]

Buenos dias en este puñetero Lunes:

Xavi, se que soy una pesada ;)...pero tengo ganas de oir más musica... a ver si te animas.

House, gracias...es precioso, verdad?

Besitos (no me puedo enrollar demasiado que estoy en el trabajo) Puag¡

Comentario # 7
[por zeppol]

Sigue practicando.Los locos de este lado estamos contigo.

Comentario # 8
[por Yol]

Mi madre no, pero si me jefe se partiera la cabeza me llenaría de muchas felicidades:
laborales, intensas, recíprocas, deseadas, eufóricas. Yupi yupiiiiiiiiiii!!
Pero mientras eso no sucede, sigo intentando ser feliz conmigo misma pues el sol sale todos los días y para todos.

Felicidades Xavi! Petonets!

Yol.

Comentario # 9
[por haloperidol]

La búsqueda de la felicidad puede volvernos locos... Sobre todo si se hace a través de cartones impregnados de lsd.

Comentario # 10
[por f Nagore]

¿Dónde está exactamente la felicidad? En un cartón impregnado de ácido lisérgico debajo de la lengua?

Si entendemos que la risa es una manifestacion de la felicidad yo con LSD he sido muuuy feliz xD

Comentario # 11
[por desasosegada]

Hay alguien que no suscriba la primera frase de Xavi??? si existe ehnorabuena. Sé que hay felicidades que no estan a mi alcance pero no importa disfruto de otras digamos "alegrias" (menos ampuloso)que hacen este transitar llevadero. Para muestra un botón, se ha puesto a nevar y puedo ver desde mi ventana deslizarse los copos en su viaje hacia la tierra.

Comentario # 12
[por Kabala]

A mí me hace feliz que me despierte mi gato, ducharme con la luz del sol o encontrarme dinero en el abrigo del año pasado. Las desgracias ajenas intento que no me alegren demasiado (porque está muy muy mal y no desees al prójimo lo que no desees para ti y bla, bla, bla), pero el caso es que a veces cuesta un montón reprimir la sonrisilla.

Comentario # 13
[por haloperidol]

La felicidad no se busca, se encuentra.

Comentario # 14
[por Kabala]

Haloperidol, hoy estás inspirado... qué bonito y qué gran verdad

Comentario # 15
[por Krit]

Mi jefe está de baja y yo estoy feliz, bien!!! Me hace feliz la paz, la tranquilidad, bailar, música, cariño... Cuando empiezo a ser feliz por tener 2 brazos y 2 piernas es que estoy fatal, o no... ??

Comentario # 16
[por desasosegada]

Haloperidol: es bonito lo que dices y redondo pero no sé si del todo cierto... no hay una parte que depende de nuestra capacidad de recepción???

Comentario # 17
[por haloperidol]

Efectivamente, lo que hay que tener es la voluntad de ser feliz.

Comentario # 18
[por haloperidol]

Por cierto, Xavi, ¿te gusta el fútbol?.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/terapia/darle/balon/elpepusoc/20070122elpepisoc_9/Tes

Comentario # 19
[por Elina]

Me parrrexió tnn intetesante lp de quematme los defos y poneelos en afua gría que jice ka prueba. Ajora mo pyedo edcribir potque lod tengo todos vendaxos.

Comentario # 20
[por Krit]

Lo copio directamente de otro blog que también he encontrado navegando por el País, porque me parece que viene al caso, hablando de felicidad: "Muchos de los estudiantes de estos cursos de psicología positiva, dicen los expertos, experimentan un auge en sus expectativas vitales que –en acabar el seminario- vuelven a caer en picado. Quizás sería mejor enseñar a los chavales no a aumentar su capacidad de optimismo, sino –como nos recordaron los estoicos- a aceptar la mezquindad y la estupidez que a veces rige nuestro mundo con mayor compostura."

Comentario # 21
[por haloperidol]

Para los que prefieren el fútbol a la filosofía:
Risto Estoicos no representa su filosofía y menos, Risto Mejide.

Comentario # 22
[por House]

Buenas tardes Xavi y Cía.

Yo diría que no hay tal "felicidad", sino "felicidades" que se suceden a lo largo de la vida, al igual que las tristezas. Y así debe ser para que haya contraste y se aprecien, como hace Xavi con las cerillas: contrastar. Un estado de "permanente felicidad" nos convertiría en seres profundamente desdichados , pues seríamos incapaces de apreciarla. La felicidad va y viene, pero si conseguimos ACEPTAR nuestra circunstancia sea cual sea, cuando venga se encontrará la puerta abierta. Si no seguirá camino sin siquiera llamar.

Comentario # 23
[por Marianita]

"Por ejemplo, cuando Labordeta llegó al Congreso de los Diputados"

Yo también me puse muy alegre cuando pasó eso.

Comentario # 24
[por Malena]

Yo no puedo hablar de Felicidad, sino de retazos de felicidad: por ejemplo, cuando llego de trabajar y mis perros me reciben como locos, cuando por la mañana mis gatos ronronean y me persiguen por toda la casa mientras yo maldigo al despertador, cuando soluciono un problema que me tenía agobiada, cuando oigo buena musica... en fin...quiero decir que son sólo retazos, pedacitos de felicidad...y no creo que nadie sea plena y absolutamente feliz.

Yo creo que siempre hay un sueño roto.

Besitos a todos (a Xavi el primero..of course(

Comentario # 25
[por r3D]

Bonito

Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal