Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

« Los gestos y las señas | Inicio | Los regalos »

12 marzo, 2007 - 14 comentarios

El justiciero

Aquí dentro, en el hospital, vienen doctores, enfermeras y enfermitos; los martes y los jueves también hay visitas de madres, amigos, hermanos y hermanas; los sábados casi siempre llegan fontaneros, lampistas y albañiles. Pero sólo una vez cada año, y sin decir nunca cuándo, aparece el Justiciero.

El Justiciero es don Gaspar M.H., el dueño del hospital, un señor gordo encerrado dentro de un traje que cualquier día explota y nos asesina a todos de una ráfaga de botones azules.

Cuando llega, don Gaspar imparte justicia con el dedo índice (aunque en realidad es un dedo gordo), mientras todos los doctorcitos y las enfermeras le caminan detrás haciendo que sí con la cabeza.

—Voltead esta puerta y poned un tabique —dice don Gaspar—. Cortad esas matas, que esto no es un puto jardín botánico. Limpiadle los mocos a éste, y después lo encerráis dos días en el bunker. ¿Quién coño os ha dicho que pintéis este muro de colores alegres? Lo quiero ver otra vez gris en la próxima visita.

De tanto hacer que sí con la cabeza, los doctores y las enfermeras se tiene que hacer masajes mutuos por la tarde, para que se les quite la tortícolis y el peloteo.

Cuando llega don Gaspar, a todos los enfermitos nos ponen en el baño y nos acicalan con una manguera. Nos peinan con gel, nos dan un segundo baño de perfume y nos obligan a ponernos los zapatos nuevos. Después, nos ponen en fila india, como si estuviésemos en la mili.

Antes de irse, don Gaspar se acerca a nosotros y nos recorre con la mirada. Siempre estamos temblando de miedo o emoción, porque don Gaspar es el único que puede chasquear los dedos y hacernos salir de aquí. Siempre, cuando llega el Justiciero, uno de nosotros se va a la calle.

Don Gaspar nos hace preguntas aleatorias:

—¿Dos por nueve? —le pregunta a Santiago Parrilla.

—¡Revolución! —dice mi amigo, y se pierde el alta.

—¿La capital de Italia? —le pregunta al Niño Andoni.

—Gú, gú, upa, upa —dice el Niño, y se queda otro año más encerrado.

—¿El Presidente de Brasil? —le pregunta al Vizconde.

—Sí, soy yo, mucho gusto —dice el Vizconde, que seguirá aquí dentro mucho tiempo.

A mí me mira muy serio, mucho rato, y me dice:

—¿Cómo está su madre?

Yo tengo dos opciones. Contestar la verdad o hacerme el loco.

—Mi madre está hecha mierda, señor —le digo.

Y también me quedo un año más.

Hay 14 Comentarios

Comentario # 1
[por pepe]

javi, eso parece macondo tio

Comentario # 2
[por María]

Parece Jocondo.

Comentario # 3
[por desasosegada]

HAY QUE CAMBIAR LA ESTRATEGIA
Hay que parecer listo, limpio y claro (Ej. fijo que le diste la mano después de mesarte la coleta llena de gel, les damos asco siempre, calcula sudorosos. MAL)
Nunca decir palabras que indiquen realidades malsonantes (mierda. MAL)
Procurar que se intuya que fuera te espera un mundo maravilloso. (mierda. MAL)
Intentar mirarle como si creyeras que es un gran hombre que imparte justicia con equidad (mirarle la barriga, MAL)
REPETIMOS:
te mira mucho rato muy serio y te pregunta ¿qué tal tu madre? y tú contestas
- 18
- Roma
- Calamar de la Selva
Esta primera parte es para que vea que estas en todo.
y prosigues:
Fenomenal (nada de mierda) esperando ansiosa mi vuelta para iniciar juntos en una nueva andadura familiar y profesional
Fijo, fijo que no sales, quien sabe igual te cambian la medicación.

Comentario # 4
[por pfff]

ni pies ni cabeza tiene esto

Comentario # 5
[por PEtEr]

Para otra intenta contestar la respuesta correcta: "Me sigue haciendo guiños raros cuando se va...."

El otro día fui a una fiesta en la playa: aquí:

http://somosnadie.wordpress.com

Comentario # 6
[por joe]

leyendote...parece que estas mejorando.

Comentario # 7
[por brena]

joe, estoy de acuerdo... no solo mejorando sino q ya se nota q todo era mentira pero por lo menos nos entretuvo al comienzo

Comentario # 8
[por pepe]

javi;
por que esa necesidad de decir que esto es mentira o no?

yo vengo a leerte lunes, miercoles, y viernes.

me gusta esperar para ver que traes cada dia,

oye por cierto, no seras javi el bateria the hombres G?,

Comentario # 9
[por Mar Picao]

Jajjaajajajaja Como siempre tus videos del carajo, con el artículo me cague de risa, muy bueno y loquísimo, un abrazo viejo Xavi, en el caribe sigue haciendo un clima delicioso, xiao

Comentario # 10
[por Malena]

Buenas Xavi.
Sigo leyendo esto aunque ya no opine.
Y ná..que cada día adelgazas más.

Comentario # 11
[por Nymph@]

No se que decir al tema Don Gaspar...

Siempre da miedo que exista gente que pueda cambiar el destino de otras según se levante de buen humor o le pique la almorrana.

No me gustaria que me dieran tanto poder, seguro que se acaba abusando de alguna manera y si es sobre gente que no puede defenderse, como los lokis y los ninios, mas todavia.

Saludoss

Comentario # 12
[por Poqueiro]

¡Chido!

Comentario # 13
[por casiopea]

Bueno, se nota bastante que no estas ni loco ni nada de eso, eres una persona normal y corriente y los que se creen tu patraña si que estan para que los encierren ¿¿para cuando el libro con tus relatos??

Comentario # 14
[por Infiel]

@ pepe
Mas que a javi de hombres G nuestro loco se parece al Sevilla de los Mojinos !!

.....oooO...................
....(......)...Oooo........
.....).../. ...(.....).........
.....(_/.......).../..........
.............. (_/.............
... Pase por.. ............
.......... Aqui .............
.....oooO...................
....(......)...Oooo........
.....).../. ...(.....)..........
.....(_/.......).../...........
............... (_/............
...............................


http://www.diario-de-un-infiel.blogspot.com/

Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal