Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

« Las preguntas | Inicio | El mando »

04 mayo, 2007 - 21 comentarios

Los objetos perdidos

El último chupete de mi vida era azul, estaba agujereado de mordiscos, y fue mi primer objeto perdido. Lo dejé caer en la calle, convencido de que ya era grande y que se podía ir por la vida sin chupar goma mojada. Fue un error.

Más tarde en casa lloré seis días enteros con sus noches. Fue el principio de una larga lista de cosas que quise mucho y que ya nunca pude volver a encontrar.

En esa lista hay también:

• dos chaquetas,
• nueve pares de calcetines,
• un cuaderno de hojas blancas donde escribí nueve poemas,
• mis tres primeras novias,
• un boli de seis colores,
• tres balones de fútbol y uno de baloncesto,
• un perro que se llamaba Aitor (*),
• una maestra suplente de biología,
• un padre golpeador,
• mi fusil de la mili,
• los afiches de Barón Rojo,
• el disco Thriller en vinilo,
• una botella de Fanta que venía con premio,
• dos primos hermanos que se han ido a vivir a Logroño (**)
• y doce libros de Hardy Boys, tres de ellos sin leer.

(*) Al perro es posible que lo haya matado mi madre y me haya dicho después que se perdió. Ella era muy de hacer estas cosas.
(**) Ídem.

Los objetos perdidos son una raza aparte, como los chinos. Viven todos juntos y no son sociables, duermen poco, conversan sobre sus dueños, salen a la calle sólo por las noches, y huelen un poco a otra época.

Seguramente están en el revés del mundo, esperando ser reciclados o fundidos. Todas las llaves que ya no abren puertas, todos los mecheros y las tazas de café, todos los calcetines a los que les falta el par, los long plays de los setenta, los billetes de 10 pesetas, las pelucas de las muñecas decapitadas por hermanos menores sin escrúpulos, los teléfonos móviles que pesaban medio kilo y las revistas del corazón de la ex Checoslovaquia.

Me gustaría ser un objeto perdido. Que mañana la enfermera Sara abra la puerta de mi habitación y ya no me encuentre nunca. Que busque debajo de la cama, en los bolsillos, en la basura, y yo no esté.

Que me reclame y no aparezca. Que pregunte en el barrio y nadie sepa nada de mí. Me gustaría volver con las cosas que he perdido, con mi chupete azul agujereado y mi perro. Estar del otro lado del mundo, en el anverso de las cosas, esperando a que alguien venga y me recupere para siempre.

Hay 21 Comentarios

Comentario # 1
[por jon]

Para mí otro tanto.
Un saludo

Comentario # 2
[por applecilla]

Buenos dias!!
me ha gustado mucho este texto, dice grandes verdades (mi madre mato a mi hamster, pero fue sin querer, espero) mi mayor pérdida ha sido la de mi tiempo libre y junto con el estaré mi yo de antes, divertida, simpatica, sin preocupaciones, mi infancia, mi adolescencia, mis fiestas hasta las mil o mil y una...
Ahora todo eso está pérdido, en "compensación" tengo exámenes, un trabajo (q me gusta,ya es algo), un curriculum cada vez más completo y la ligera posibilidad de tener la vida que quiero en unos años...aunque la de antes también me encantaba ¿que pasa? que si no me desvivo para conseguirlo no cuenta??
en fin...vuelvo con mis facturas :(

Comentario # 3
[por adrianauve]

sigo sin decidir si este blog es neta o puro choro. pero no sé. el post que habías puesto, de objetos perdidos, es el que me ancló a leerte sin remedio, tres veces por semana. te siento triste. ¿estás bien?
la vida nunca es tan buena, ánimo, que, si en verdad estás adentro, hasta cierto punto estás protegido. esta semana ha sido una mierda, la ciudad en la que vivo se está volviendo una mierda. dentro de toda la chingadera escatológica no nos queda más que el pensamiento, la escritura y el tratar de comunicarnos con los demás.
saludos
desde monterrey, ciudad de alfonso reyes, de las montañas y de las ejecuciones...

Comentario # 4
[por adrianauve]

sigo sin decidir si este blog es neta o puro choro. pero no sé. el post que habías puesto, de objetos perdidos, es el que me ancló a leerte sin remedio, tres veces por semana. te siento triste. ¿estás bien?
la vida nunca es tan buena, ánimo, que, si en verdad estás adentro, hasta cierto punto estás protegido. esta semana ha sido una mierda, la ciudad en la que vivo se está volviendo una mierda. dentro de toda la chingadera escatológica no nos queda más que el pensamiento, la escritura y el tratar de comunicarnos con los demás.
saludos
desde monterrey, ciudad de alfonso reyes, de las montañas y de las ejecuciones...

Comentario # 5
[por javy]

Este comentario me recuerda otro; no sé si relacionado con la memoria
En cualquier caso si nos quedamos enganchados con algo, ese algo nos acaba dominando
Si puedes seguir viviendo sin lo que has perdido, qué más da; no sería tan importante

Comentario # 6
[por María]

I´ve twisting and turning in a space that´s too small
I´ve been drawing the line and watching it fall
You´ve been closing me in, closing the space in my heart
Watching us fading and watching it all fall apart

Well I can´t explain why it´s not enough
Coz I gave it all to you
And if you leave me now
Oh just leave me now
It´s the better thing to do

It´s time to surrender
It´s been too long pretending
There´s no use in trying
When the pieces don´t fit anymore
The pieces don´t fit here anymore

You pulled me under so I had to give in
Such a beautiful mess that´s breaking my skin
Well I´ll hide all the bruises;
I hide all the damage that´s done
But I show how I´m feeling until all the feeling has gone.

Well I can´t explain why it´s not enough
Coz I gave it all to you
And if you leave me now
Oh just leave me now
It´s the better thing to do.

Oh, don´t misunderstand how I feel
Coz I´ve tried, yes I´ve tried
Still I don´t know why
No I don´t know why.

de James Morrison, últimamente sólo escucho esta canción una y otra vez. Acabo de comprarme el CD, lo pongo en repeat y hala. ¿Alguien quiere la traducción? pierde la magia pero en fin: He estado girando y dando vueltas en un espacio demasiado pequeño, dibujando el límite y viéndolo caer. Has estado encerrándome, encerrando el espacio dentro de mi corazón, viendo como nos marchitamos y fracasamos. No puedo explicar por qué no es suficiente, te lo di todo y si ahora me dejas, oh déjame, sería lo mejor... Es tiempo de renunciar, hemos fingido demasiado, no tiene sentido seguir intentándolo cuando los pedazos ya no encajan, los pedazos no encajan más. Me hundes y tengo que ceder, como un bonito lío que está destrozando mi piel, escondo todos los moratones, escondo todo el daño hecho pero te muestro cómo siento antes de que se vayan todos los sentimientos. No puedo explicar por qué no es suficiente, te lo di todo y si ahora me dejas, déjame, es lo mejor. No malinterpretes cómo me siento, porque lo he intentado, sí, lo intenté. Aún no sé por qué, no, no sé por qué.

Comentario # 7
[por desasosegada]

El primer objeto cuya pérdida me hizo llorar fue un globo que golpeaba contra la pared del salón (hubiera preferido un balón, pero ...) le había pintado ojos y boca, pero el muy desgraciao, sin previo aviso, un buen día explotó. Por más que pinté otros jamás fue lo mismo.
Los objetos que se van, nos quitan, perdemos, vamos, que nos abandonan, se llevan un trocillo de nuestro ayer, así pian pianito, sin darnos ni cuenta vamos soltando lastre y
metamorfoseándonos (pedazo palabro feo)
Así cuando reencontramos uno de estos objetos suele evocarnos un momento completo, con sus olores, sus sabores y esas sensaciones en el estomago que son irrepetibles.
Enfins. C´est la vie.

Comentario # 8
[por Rita]

Hola Xavi,

Hace tiempo que leo tu blog y me gusta mucho. No soy mucho de participar pero con este post me siento bastante identificada.
Mi lista de cosas perdidas debe sobrepasar de largo la tuya. Sólo con decirte que creo que soy de los pocos privilegiados que sabe de la existencia real de las oficinas de objetos perdidos. Si, no son ficción. Yo he estado ahí y puedo decir que (almenos en la de Barecelona)hay tanto polvo como imaginas y guardan todas tus cosas en estanterias. Al final, no tenian (o no me quisieron devolver) mis gafas ni tampoco me dajaron cojer ninguna de las otras cosas extraviadas y sin dueño para compensar mi perdida.
Y es curioso como perdemos lo que nos gusta y en cambio lo que detestamos nos persigue como un perro pesado. Mi DNI siempre vuelve (lo detesto, pq salgo feisima)y a pesar de que me lo dejo siempre descuidado, alguien me llama para devolverlo , me lo mandan por correo o aparece de nuevo sin más.

Comentario # 9
[por PEtEr]

La história del amor grabado:

http://somosnadie.wordpress.com

Comentario # 10
[por Hola PEtEr]

la historia ya la conocía, es increíble aunque no sé yo si me fiaría mucho, original pero ¿tiene cimientos? Tal como explican la construcción en la Wikipedia da un poquillo de, no sé, de eso.
Dejo una página, no apta para la gente en estado de huída, soy pagana pero la página está muy bien. Me alegro de que Xavi haya incidido en un pequeño detalle del que nadie parece darse cuenta: los niños aman a sus padres, incluso cuando también los odian. Y lo que es más curioso, probablemente los padres aman a sus hijos incluso cuando los maltratan. No me vale que me digan que eso no es amor, eso no, pero hay más cosas, siempre hay más cosas.
http://www.psicologia-online.com/colaboradores/paola/violencia/index2.shtml

Comentario # 11
[por tuky]

Hola Xavi!
Te he descubierto hace a penas 24 horas, y la verdad, sin entrar en debates sobre si esto es o no una farsa (cosa que me importa bien poco) he de reconocer que me he enganchado a leerte. Resulta que en esta vida de locos todos lo estamos un poco, de quién es la vida si no es de los locos?? me gusta como escribes y la manera de hacernos pensar a cerca de cosas sobre las que solemos pasar por alto, en este caso sobre los "objetos perdidos"... Mi lista también es larga: yo tb perdí mi chupete (creo que mi madre hizo lo que la tuya... tirarlo y decirme que lo había perdido yo misma... bruja!), he perdido ya la infancia, la adolescencia... he perdido mucho tiempo, he perdido la cordura, he perdido los zapatos (como cenicienta, pero sin príncipe)... he perdido muchas cosas, supongo que estarán en algún "objetos perdidos", junto con lo que tu y los que te escriben habeis perdido. Pero sabes qué?? que a veces es necesario "perder" para GANAR. No te parece?
Saludos a todos, de una adicta más al garrote de Xavi.

Comentario # 12
[por nadie]


me encantas....

Comentario # 13
[por Patricia]

te dejo muchos besos y cariños

Comentario # 14
[por Tara]

Y...¿Alguien sabe donde encontrar los objetos que se pierden en el otro lado del mundo?...Yo buscaré vuestros objetos, si vosotros buscais los mios.
Recuerdos desde Beijing :)

Comentario # 15
[por diana]

Yo soy la que hace desaparecer las cosas en casa.
De vez en cuando, hago limpieza de cajones y de armarios, y tiro chucherías de las que nadie se acuerda. Lo hago siempre cuando no están y no sólo por higiene de los armarios si no por higiene mental.

Me caen muy bien los chinos, es más, me parecen héroes, incluso me saludo con la china del bazar de mi calle. Esto resultó muy raro cuando lo conté en casa, pero es verdad.

Comentario # 16
[por Krit]

Des, hola, yo que tú rayaría sólo el queso o la zanahoria aunque la profe me llame analfabeta y empezaría a pintar en el vaho de los espejos, en la niebla o en el vapor de la olla exprés.

Comentario # 17
[por menso]

Enhorabuena de nuevo, aunque yo últimamente me esfuerzo en pensar que siempre habrá más perros, más novias, más países, más poemas...

Quizá los objetos perdidos están donde deben estar, pero como eso nunca se sabrá, mientras tanto, a otra cosa mar y posa.

Comentario # 18
[por PEtEr]

«Perdona por el retraso»

Aquí:

http://somosnadie.wordpress.com

Comentario # 19
[por Nymph@]

Comentario 10 Hola peter...

...mmm...no se...no se si es cierto lo de los padres y los hijos...amor es distinto de dominio...no es lo mismo..es mas, es muy distinto..

Pero la idea es buena, optimista...pensar que todos nos amamos a todos...esta bien

Comentario # 20
[por Luz]

Hola. Está muy interesante este tema de los objetos perdidos. Ojalá que alguien me acompañe, en el vacío. Resulta que he perdido objetos, únicos, queridos e importantes pero el problema es que no me acuerdo cuáles eran. Es medio angustiante querer buscarlos teniendo tan pocas pistas...pero miro, escucho, recuerdo, siento, sospecho, espero, revuelvo, huelo, estoy atenta.

Comentario # 21
[por Busco un nombre de anonimato]

Bueno Xavi.. como mi primer post, he de felicitarte por todo lo q escribes. Respecto al tema esto m recuerda al centenar de cosas q he perdido, pero mas aun las cosas importantes q recuerdo, y haciendo memoria m he dado cuenta q me perdi a mi misma ya hace mucho tiempo... kisiera pensar q estoy en mi propia busqueda, debatiendo contra los que luchan por q no me encuentre (con los comentarios de q vendra algo mejor, q reemplace el vacio), para al final sentirme recuperada y satisfecha del camino recorrido. Mientras tanto veo a mi alrededor y creo estar en la estanteria de objetos perdidos.. esperando tomarme otra vez, o en su defecto, q tambien alguien me encuentre y me lleve conmigo misma. Saludos

Publicar un comentario

Si no quieres pasarte la vida rellenando datos, puedes iniciar sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal