María Teresa Ronderos

Sobre el autor

María Teresa Ronderos es periodista colombiana, directora del sitio especializado en el conflicto armado de su país, VerdadAbierta.com y asesora editorial de la revista Semana, autora de los libros 5 en Humor (2007) y Retratos del Poder (2002)

TWITTER

María Teresa Ronderos

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Recomendamos

El último tango en La Habana

Por: | 19 de noviembre de 2012

A continuación apartes del especial sobre la negociación entre el gobierno colombiano y las Farc que empiezan hoy en La Habana:

..."El cese fuegos el cese de fuegos y la dejación de armas es el punto más complicado de conseguir. Tienen que ponerse de acuerdo cómo y quién verificaría el cese de fuegos y hostilidades. Y qué sucede cuando alguien lo viole. Tienen que concertar los plazos para dejar las armas y las garantías para que se les respete la vida a los combatientes recién desarmados. La experiencia en Colombia ha sido amarga en este sentido, y todas las fuerzas armadas ilegales, paramilitares y guerrilleros, han visto caer asesinados a muchos de los suyos, después de que han firmado la paz.   

Como lo dejó ver Timoleón Jiménez, el jefe de las Farc, en su entrevista a Voz, este es un punto central para las Farc:  “Dejación de armas consiste en la abolición del empleo de la fuerza, de la apelación a cualquier tipo de violencias, para la consecución de fines económicos o políticos. Es un verdadero adiós a las armas”. Su mensaje implica que el acuerdo deseado es que nadie en Colombia vuelva a usar las armas ilegal y brutalmente para imponer su política o sus intereses; ni los guerrilleros, pero tampoco el gobierno, ni militares, ni terratenientes, ni políticos. Y eso sobre todo es de lo que se trata este proceso de paz con las Farc."...

..."Lo que es obvio para cualquier colombiano, es lo más difícil de aceptar para las Farc,  que ellos también, y no sólo el paramilitarismo y sus cómplices en el Estado, tendrán que contribuir a la verdad, a la justicia y a la reparación de sus víctimas. Solamente sumando a las víctimas de la guerrilla contabilizadas ya por la Fiscalía, a partir de los procesos que les sigue a los desmovilizados individuales de este grupo, ya van 70.000 personas registradas. Pero el país sabe que pueden ser decenas de miles más. 

Sin embargo, será el aporte que en este sentido hagan las Farc a la paz, lo que les permitirá esperar que al final de un proceso, se torne políticamente viable suspenderles las múltiples condenas judiciales que tienen cada uno de sus jefes y  gozar de una libertad condicionada a que no retomen las armas"...

Vea todo el especial en VerdadAbierta.com

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal